El microbioma intestinal regula el sistema inmune de sus huéspedes

Microbiota, microbioma intestinal
FLICKR / PROCURAMED SAÚDE - Archivo
Publicado 19/12/2018 16:34:10CET

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de investigadores de la Universidad de Brown (Estados Unidos) ha descubierto que el microbioma intestinal regula el sistema inmunitario de sus huéspedes, de modo que, en lugar de que el sistema de defensa del huésped ataque a estas bacterias útiles, las bacterias puedan coexistir pacíficamente con el sistema inmunitario.

Los científicos saben desde hace mucho tiempo que las bacterias en los intestinos, también conocidas como microbioma, realizan una variedad de funciones útiles para sus huéspedes, como descomponer la fibra dietética en el proceso digestivo y producir las vitaminas K y B7. Las bacterias moderan los niveles de vitamina A activa en el intestino, protegiendo al microbioma de una respuesta inmune hiperactiva.

"Muchas de estas enfermedades se atribuyen al aumento de la respuesta inmune o la activación inmune, pero hemos encontrado una nueva forma en que las bacterias en nuestro intestino pueden amortiguar la respuesta inmune. Esta investigación podría ser crítica para determinar terapias en el caso de enfermedades autoinmunes como la enfermedad de Crohn u otras enfermedades inflamatorias del intestino, así como la deficiencia de vitamina A", asegura Shipra Vaishnava, una de las principales científicas de este estudio en ratones, publicado en la revista 'Immunity'.

El microbioma intestinal es un ecosistema formado por 100 trillones de bacterias que han evolucionado para vivir en las condiciones especiales de los intestinos. La gran mayoría no daña a sus anfitriones, pero son útiles en su lugar. Un microbioma saludable, al igual que un bosque saludable, tiene muchas especies que coexisten y pueden defenderse de intrusos hostiles, como las bacterias causantes de enfermedades o las especies invasoras.

Tanto en humanos como en ratones, los filos 'Firmicutes' y 'Bacteroidetes' constituyen la mayoría de la comunidad microbiana intestinal. Los investigadores encontraron que para desempeñar su papel en la regulación del sistema inmunitario de sus anfitriones, las bacterias en el microbioma afinan los niveles de una proteína responsable de la conversión de la vitamina A en su forma activa en el tracto gastrointestinal de sus huéspedes.

El equipo de Vaishnava encontró que las 'Firmicutes', en particular los miembros de la clase 'Clostridia', reducen la expresión de una proteína dentro de las células que recubren los intestinos. La proteína, la retinol deshidrogenasa 7 (Rdh7), convierte la vitamina A de la dieta en su forma activa, el ácido retinoico. Además, la bacteria 'Clostridia', común tanto para los ratones como para los hombres, también promueve un mayor almacenamiento de vitamina A en el hígado, según han concluido.