La metformina recupera la capacidad motora de ratones con Huntington

Publicado 15/04/2019 10:22:27CET
GETTY

   VALÈNCIA, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El equipo de investigación en Biomedicina Molecular, Celular y Genómica del Instituto de Investigación Sanitaria La Fe (IIS La Fe) ha concluido que la ingesta de metformina reupera la capacidad motora y reduce las alteraciones psiquiátricas en ratones con la enfermedad de Huntington.

   Los expecialistas han publicado un artículo en la revista 'Experimental and Molecular Medicine' sobre los efectos en roedores de la ingesta de metformina en la evolución de algunas de las principales manifestaciones de la enfermedad de Huntington. El artículo afirma que "los ratones tratados con este fármaco recuperan la capacidad motora y reducen las alteraciones psiquiátricas", ha explicado la Generalitat en un comunicado.

    La metformina es un fármaco antidiabético de administración oral que se utiliza para frenar el exceso de glucosa en la sangre. Según el estudio, la activación de la enzima AMPK mediante metformina en modelos animales, tanto roedores enfermos de Huntington como en invertebrados que expresan poliglutaminas (Caenorhabditis elegans), induce protección celular, reduce la agregación de la huntingtina mutante (mHtt) y reduce la inflamación, según han informado en un comunicado.

   La enfermedad de Huntington es una enfermedad neurológica que supone un trastorno hereditario, progresivamente degenerativo, del sistema nervioso central, que se manifiesta en la vida adulta. Se caracteriza por corea (movimientos involuntarios del músculo), alteraciones del comportamiento y demencia.

BUSCANDO ACTIVADORES DE AMPK PARA UN ENSAYO CLÍNICO

   El artículo se enmarca en un proyecto financiado por la Fundació La Marató de TV3 que pretende ensayar varios activadores de la enzima AMPK, que es una reguladora de la homeostasis energética celular, como estrategia terapéutica en la enfermedad de Huntington. AMPK, además de mantener los niveles energéticos, es capaz de reaccionar al estrés celular de diversa naturaleza, como el que produce la mHtt.

   La hipótesis del equipo era que activando AMPK en mamíferos, se reduciría la toxicidad celular causada por mHtt y, por tanto, se cortaría de raíz la causa de la enfermedad. Esta reducción de la toxicidad, según los investigadores, se debe la activación de la autofagia y mecanismos colaterales, como la reducción de la inflamación.

   Los investigadores han descubierto que activar AMPK empleando metformina en modelos animales --en roedores enfermos de Huntington y en invertebrados como C. elegans-- induce protección celular, reduce la agregación de mHtt y también la inflamación.

   Gracias a estos resultados, el equipo investigador obtuvo financiación en 2017 para desarrollar un ensayo clínico. Según el doctor Rafael Vázquez, autor del artículo, "si este estudio funciona, podríamos ampliar la cohorte y en un futuro no muy lejano podríamos soñar con que el personal médico pudiera recetar metformina a las personas enfermas de Huntington para retrasar las apariciones de los efectos devastadores de la neurodegeneración".

UN TOTAL DE 4.000 PACIENTES EN ESPAÑA

   En España hay alrededor de 4.000 pacientes de Huntington y más de 15.000 personas afrontan el riesgo de haber heredado el gen de la enfermedad, porque tienen o tuvieron un familiar directo afectado. En la Comunitat, podría haber cerca de 550 pacientes.

   La enfermedad de Huntington aparece alrededor de los 40 años, por lo que hasta hace unos pocos años, la persona portadora ya tenía descendencia cuando aparecían los primeros síntomas. Si a esto se añade que el patrón de herencia de la enfermedad es, según los investigadores, "autosómico dominante, esto es, que la probabilidad de transmitir la enfermedad a su descendencia es de un 50% en cada gestación, es razonable pensar que un efecto fundador pudiese dar lugar a una expansión relativamente de la enfermedad".