Publicado 09/06/2022 12:16

Menos de la mitad de los españoles conoce los síntomas del cáncer de próstata

Cáncer de próstata.
Cáncer de próstata. - GENESISCARE

MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

Tan solo un 46 por ciento de los españoles conoce los síntomas que podrían indicar un problema de próstata o cáncer de próstata, según una investigación realizada por la compañía de tratamientos oncológicos GenesisCare y la organización benéfica Prostate Cancer Research sobre una muestra de 2.000 personas de toda España.

Con motivo del Día Mundial del Cáncer de Próstata, que se conmemora este sábado, la empresa recuerda la importancia de la prevención secundaria o diagnóstico precoz mediante determinaciones periódicas de prueba del antígeno prostático específico (PSA) para evitar el desarrollo de la enfermedad avanzada y poder administrar y los tratamientos innovadores que existen para su tratamiento.

La investigación también ha descubierto que esta falta de conocimiento es potencialmente perjudicial para los hombres, ya que, cuando se trata de asuntos relacionados con la salud, el 24 por ciento tiende a mirar hacia otro lado, y el 22 por ciento admite que ha retrasado la búsqueda de asesoramiento sanitario, lo que finalmente les ha generado una mayor ansiedad.

El aumento de visibilidad de esta enfermedad y de sus síntomas es vital para un diagnóstico precoz, ya que, a más de 30.000 hombres españoles se les diagnosticará cáncer de próstata durante este 2022 en España, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

Este tipo de cáncer, que causa casi 6.000 muertes anuales en España, destaca por el crecimiento lento de las células y, en muchos casos, la ausencia de síntomas en las fases más tempranas. Por este motivo, si no se realizan revisiones, puede detectarse en un estadio muy avanzado, cuando el pronóstico sea más grave.

TRATAMIENTOS

Uno de los tratamientos por el que GenesisCare apuesta en casos iniciales y que puede realizarse en tan solo 5 días, en vez de las 28-30 sesiones habituales (dependiendo del estadio en el que se encuentre el tumor), es la radioterapia estereotáctica corporal (SBRT).

Este tratamiento consiste en altas dosis de radioterapia para destruir las células cancerosas con una alta precisión y con un daño mínimo a los tejidos sanos circundantes. Esto se consigue gracias a la inserción vía transperineal de un espaciador entre la próstata y el recto. Una vez inyectado, se gelifica creando entre ambos órganos una barrera que actúa como protección. El espaciador permanece en su lugar durante varios meses y luego se reabsorbe, reduciendo los riesgos de disfunción rectal tras aplicar las dosis de SBRT (radioterapia estereotáctica corporal).

Por lo tanto, con este tratamiento maximiza la precisión y la eficacia de la radioterapia al mismo tiempo que reduce el riesgo de sufrir efectos secundarios como la disfunción rectal, urinaria y sexual.

El doctor Vladimir Suárez, oncólogo radioterápico y director del grupo de referencia clínico de urología de GenesisCare España y miembro del grupo global de investigación en cáncer de próstata de GenesisCare, reivindica la importancia de realizar revisiones rutinarias para asegurar una buena salud prostática y una detección precoz de la enfermedad. "De igual manera, incorporar hábitos de vida saludables como una alimentación equilibrada o la realización de actividad deportiva de manera regular resulta clave como medida preventiva contra el cáncer", añade.

La compañía también cuenta con otros tratamientos avanzados como la braquiterapia HDR, una técnica que consiste en colocar catéteres vía perineal en la glándula prostática con el fin de poder distribuir una dosis de irradiación de alta energía sobre la glándula prostática y en caso necesario, también sobre las vesículas seminales. Se trata de un tratamiento ambulatorio que se realiza en un solo día y, muestra un alto índice de calidad de vida del paciente con tasas de impotencia sexual Grado 1-2 de un 20 por ciento.

Además, es una técnica que también puede ser complementaria a la irradiación externa en tumores de próstata de alto y muy alto riesgo, consiguiendo un mayor control local de la enfermedad. En esta última modalidad se han tratado más de más de 100 pacientes con excelentes resultados. Ambos tratamientos, tanto el espaciador rectal con radioterapia estereotáctica corporal, así como la braquiterapia, pueden ser la solución a recaídas locales tras tratamientos previos.

Contador

Más información