Al menos uno de cada siete bebés en todo el mundo nacen con bajo peso

Infancia.- Al menos uno de cada siete bebés en todo el mundo nacen con bajo peso
UNICEF/UN0292659/HOLT / UNICEF/UN0292659/HOLT
Publicado 16/05/2019 10:43:26CET

MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

Cerca de 20 millones de bebés nacieron con bajo peso en 2015, lo que supone aproximadamente uno de cada siete nacimientos en todo el mundo, según alerta un informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y Organización Mundial de la Salud (OMS).

El documento publicado en la revista médica 'The Lancet' advierte de que un 75 por ciento de dichos bebés nacieron en el sur de Asia y África subsahariana --donde el acceso a datos es más limitado--.

No obstante, el problema continúa siendo importante en los países de altos ingresos de Europa, América del Norte, Australia y Nueva Zelanda, entre otros, donde prácticamente no se han producido avances en la reducción de las tasas de bajo peso al nacer desde el año 2000.

El nuevo análisis realizado por investigadores de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que los 195 estados miembros de la organización se comprometieron en 2012 a una reducción del 30 por ciento en la prevalencia de bajo peso al nacer de cara a 2025. "Las estimaciones, que son las primeras de su tipo, indican que la prevalencia a nivel mundial se redujo ligeramente un 2,9 por ciento entre 2000 y 2015", asevera el texto.

Los resultados resaltan "la urgente necesidad de una mayor inversión y acción para acelerar el progreso, lo que sería posible a través de la comprensión y el abordaje de los factores clave que generan el bajo peso al nacer a lo largo de la vida", recoge el informe.

Esto, según la OMS, incluye extremos en la edad materna, el embarazo múltiple, complicaciones obstétricas, enfermedades maternas crónicas (por ejemplo, trastornos hipertensivos del embarazo), infecciones (como la malaria), y el estado nutricional de la madre.

"A pesar de los compromisos claros, nuestras estimaciones indican que los gobiernos nacionales están haciendo muy poco para reducir el bajo peso al nacer", ha expresado la autora principal del estudio, la doctora Hannah Blencowe.

"Hemos visto muy pocos cambios a lo largo de 15 años, incluso en entornos de altos ingresos donde el bajo peso al nacer a menudo se debe a la prematuridad como resultado de la alta edad materna, el tabaquismo, las cesáreas médicamente innecesarias y los tratamientos de fertilidad que aumentan el riesgo de nacimientos múltiples. Estos son los problemas subyacentes que los gobiernos de los países de altos ingresos deberían abordar", ha destacado.

Los autores del informe han instado a la acción internacional para garantizar que "todos los bebés se pesen al nacer, para mejorar la atención clínica y para promover iniciativas de salud pública sobre las causas del bajo peso al nacer para reducir las muertes y discapacidad".

"Todos los recién nacidos deben ser pesados. Sin embargo, en el mundo aún no tenemos registro del peso al nacer de casi un tercio de todos los recién nacidos", dice la coautora Julia Krasevec, especialista en Estadística y Supervisión de UNICEF.

Según el documento, más del 80 por ciento de los 2,5 millones de recién nacidos en el mundo que mueren cada año tienen bajo peso al nacer porque nacen prematuros y/o pequeños para la edad gestacional. Los bebés con bajo peso al nacer que sobreviven tienen un mayor riesgo de desnutrición crónica o de tener peor desarrollo o salud física en el futuro, como puede ser el desarrollo de enfermedades crónicas como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

Una de las tasas más bajas de bajo peso al nacer en 2015 se encontró en Suecia (2,4 por ciento). Esto se compara con alrededor del 7 por ciento en algunos países de ingresos altos, incluidos los Estados Unidos (8 por ciento), el Reino Unido (7 por ciento), Australia (6,5 por ciento) y Nueva Zelanda (5,7 por ciento).

"El bajo peso al nacer es un escenario clínico complejo compuesto por una restricción del crecimiento intrauterino y parto prematuro", ha explicado la doctora Mercedes de Onis, de la OMS.

Contador