Al menos 129 niños han muerto en India desde principios de junio por encefalitis aguda

Publicado 24/06/2019 13:21:43CET

MADRID, 24 Jun. (Reuters/EP) -

Al menos 129 niños han muerto de síndrome de encefalitis aguda (AES) en la ciudad de Muzaffarpur, en el estado de Bihar, en la India oriental, desde que se produjo un brote a principios de este mes, ha informado este domingo un funcionario médico a Reuters.

El número de muertes por AES, una fiebre que afecta al sistema nervioso central, ha aumentado de 97 reportadas el lunes pasado. Esta 'fiebre cerebral' está causada por uno o varios virus. Los síntomas incluyen fiebre alta, vómitos y, en casos graves, convulsiones, parálisis y coma. Los bebés y las personas mayores son especialmente vulnerables.

Se desconocen las causas exactas del AES, aunque la mayoría de los profesionales médicos dicen que está relacionado con una feroz ola de calor. Algunos estudios han culpado a las toxinas de los lichis, una fruta que se cultiva en abundancia en los huertos de los alrededores de Muzaffarpur, una ciudad de 350.000 habitantes. Pero muchas familias comentaron a Reuters la semana pasada que sus hijos no se los habían consumido en las últimas semanas.

Un equipo de expertos, entre ellos médicos, paramédicos y otros funcionarios del gobierno están trabajando "las 24 horas del día" para contener la propagación del AES, que mató a más de 350 niños en un brote anterior en Bihar en 2014. Doctores de otras partes del país fueron enviados a Muzaffarpur para ayudar al personal del Sri Krishna Medical College Hospital, que tuvo que desalojar a un grupo de reclusos enfermos de una sala para acomodar el aumento de pacientes con AES.

Casi la mitad de todos los niños de Muzaffarpur tienen un peso inferior al normal, y un número similar de niños sufren de retraso en el crecimiento, lo que los hace vulnerables al síndrome de inmunodeficiencia adquirida (AES), que afecta a la ciudad casi todos los años cuando las temperaturas estivales aumentan.

A medida que aumenta el número de víctimas mortales, tanto el Gobierno de Bihar como el Gobierno federal han sido objeto de críticas por su incapacidad para salvar a los niños, y los médicos y los funcionarios del gobierno se han enfrentado a protestas airadas. El domingo, el gobierno de Bihar suspendió a un médico en Muzaffarpur por incumplimiento de sus deberes, según ha informado la agencia de noticias ANI, afiliada a Reuters.

El ministro Federal de Salud y Bienestar Familiar de la India, Harsh Vardhan, apuntó la semana pasada que los funcionarios de salud han finalizado los planes para la construcción de una unidad de cuidados intensivos pediátricos de 100 camas en Muzaffarpur, pero no dio un plazo de tiempo para cuándo se construiría.

Contador