Los menores de 5 años sufren "mayor carga" de infecciones bacterianas graves, según un centro investigador de Santiago

Niña con fiebre, gripe, termómetro
GETTY//PERKMEUP - Archivo
Publicado 10/09/2018 17:46:29CET

Un estudio demuestra que estas enfermedades son causadas principalmente por meningococos y neumococos, para los que hay disponibles vacunas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

El estudio de un doctor del Instituto de Investigación sanitaria de Santiago (Idis) en colaboración con una prestigiosa revista del sector, demuestra que los niños menores de cinco años tienen la "mayor carga" de infecciones bacterianas "graves" en Europa.

En un comunicado, el Sergas ha apuntado que este estudio proporciona información epidemiológica "especialmente valiosa" para el sector de las políticas de salud pública, y es el "más ambicioso" publicado hasta el momento, al haber sido realizado en 98 hospitales de seis países europeos con datos clínicos de 2.844 niños con infecciones bacterianas graves.

Así, tras el análisis de los datos clínicos y epidemiológicos de estos casi 3.000 pacientes pediátricos hospitalizados por infecciones bacterianas graves en Europa durante tres años y medio, los síndromes clínicos principales fueron la pneumonía (18%), infecciones del sistema nervioso central (16,5%) e infecciones de piel y tejidos blandos (8,7%).

En concreto, el estudio refleja que hasta en el 50% de los casos, el microorganismo causal permaneció "desconocido", pero, en aquellos en los que fue posible su detección, los agentes causales principales fueron el meningococo (9,1%) y el neumococo (7,7%).

En este sentido, según ha explicado el investigador responsable del análisis, el doctor Federico Martinón-Torres --líder del grupo de investigación traslacional Genvip--, se trata de "un descubrimiento muy relevante", teniendo en cuenta "el descenso de las tasas de prevalencia global de enfermedad meningocócica en Europa, que el 93% de la cohorte estaba correctamente vacunada de acuerdo con el calendario de inmunización local y que, hoy, el 90% de los serotipos causales estarían cubiertos con vacunas actualmente disponibles".

RIESGO EN LA EXPOSICIÓN AL HUMO DEL TABACO

Por otra parte, los autores también encontraron que una historia familiar de infección bacteriana severa y de exposición al humo del tabaco confiere "mayor probabilidad" de infección meningocócica. Al respecto, el Sergas ha destacado que este es "un dato con implicaciones importantes sobre los potenciales riesgos de exposición al humo de tabaco en niños".

Al respecto, el genetista Antonio Salas ha subrayado que "este estudio ratifica la necesidad de priorizar la investigación para comprender mejor la predisposición genética a infecciones invasivas como la producida por N.Meningitidis".

"En estudios previos de nuestro grupo de investigación pudimos detectar elementos de susceptibilidad a determinadas infecciones que proporcionan vías interesantes de investigación en el desarrollo de nuevos medicamentos y vacunas", ha asegurado.

"La vacuna recientemente desarrollada contra el meningococo B, el más importante de nuestro país, incorpora un elemento que reportamos hace unos años en nuestros estudios genómicos", ha señalado Salas.

EVOLUCIÓN FAVORABLE DE LA COHORTE

Finalmente, el estudio refleja una evolución favorable en el 92% de la cohorte, a pesar de que un tercio de pacientes requirió ingreso en una unidad de cuidados intensivos pediátricos y que, de ellos, el 5% falleció. "Es decir, las tasas de mortalidad en pacientes hospitalizados por sepse o infecciones focales graves en Europa permanecen bajas", ha apuntado el Sergas en su comunicado.

En palabras del doctor Martiñón, "esta tasa tan baja de mortalidad es la consecuencia del elevado nivel de la pediatría de los centros participantes, que coincide precisamente con los centros que más investigación clínica hacen, pero no se puede extrapolar sin más a todos los países ni a todos los centros, ni debe proporcionar una falsa sensación de tranquilidad".