Actualizado 05/03/2015 17:12:58 +00:00 CET

Médicos Sin Fronteras ha participado en la atención de 8.281 pacientes de ébola en África Occidental

MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La actividad de Médicos Sin Fronteras en África Occidental desde que se decretó la alerta por el virus del ébola hasta marzo ha influido en la intervención de 8.281 pacientes ingresados con 2.354 casos curados.

   Así lo detalla la entidad que ha contado con 270 trabajadores internacionales en la zona y 3.650 profesionales locales contratados. Aparte, se han instalado 230 camas en régimen de aislamiento en siete centros de tratamiento en los que ha colaborado la entidad y se han repartido 1.452 toneladas de suministros desde marzo.

   A nivel genérico y en base a los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el virus del ébola ha infectado a 23.854 personas y ha generado la muerte de 9.674. El país más afectado ha sido Liberia con 9.265 infectados y 4.057 fallecidos.

   Médicos Sin Fronteras recuerda que la OMS decretó el final del brote del virus de ébola en Senegal y Nigeria en octubre mientras que la organización finalizó su intervención en República Democrática del Congo el pasado 18 de noviembre, aunque mantiene la vigilancia en la zona.

   La organización detalla que el número de personas ingresadas ha ido disminuyendo paulatinamente, sobre todo en Liberia, pero considera que la "autocomplaciencia sería un error imperdonable".

   Por otro lado, Médicos Sin Fronteras ha inaugurado este viernes en Madrid el 'Centro de Tratamiento de pacientes de Ébola', una exposición itinerante, que se podrá visitar en la plaza Sánchez Bustillo (frente al Museo Reina Sofía) hasta este domingo.

   A través de este centro, pretende mostrar a la ciudadanía cómo trabaja en el terreno y sensibilizar sobre la epidemia actual de Ébola en África occidental.

   Ante esta situación, Médicos Sin Fronteras solicita a todos los actores involucrados en la lucha contra el ébola no bajar la guardia y aprovechar la oportunidad que representa el descenso de casos para identificar las cadenas de contagio y hacer frente a los nuevos brotes con mayor anticipación.

   "Todo lo que hace falta para reactivar la epidemia es un único caso. Cualquier complacencia ahora podría poner en peligro los avances logrados. Todavía hoy, nos encontramos con casos en Guinea y Sierra Leona que surgen de cadenas de transmisión desconocidas", asegura el director general de Médicos Sin Fronteras, Joan Tubau.

Para leer más