La mayoría de pacientes con Parkinson en España son diagnosticados un año después de aparecer síntomas, según un experto

Actualizado 16/10/2009 20:35:19 CET

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

La mayoría de los pacientes con Parkinson en España se diagnostican un año después sufrir los primeros síntomas, según el doctor José Ángel Obeso, del Departamento de Neurología de la Clínica Universidad de Navarra.

El diagnóstico de esta patología se realiza a través de la exploración clínica de los signos y síntomas de la enfermedad. Detectarla en una fase temprana es clave para frenar su avance.

Sin embargo, el 80 por ciento de los daños que sufren estos pacientes en las neuronas dopaminérgicas se producen entre los primeros tres y diez años de enfermedad, cuando aún es asintomática.

La degeneración de las neuronas dopaminérgicas, responsables de la transmisión neuronal cerebral relacionada con el movimiento, comienza años antes de la aparición de los síntomas característicos de esta enfermedad.

"Esencialmente no se diagnostica a nadie en fase presintomática. En España, la mayoría de pacientes llegan al neurólogo cuando ha pasado menos de un año del inicio de los signos típicos", indicó.

En el mundo, más de cuatro millones de personas tienen Parkinson. En España hay unos 80.000 casos y, según la Sociedad Española de Neurología (SEN), el 85 por ciento de los diagnosticados*se debe a causas desconocidas y el resto a factores hereditarios.

En la actualidad, según el experto, "existen muchas posibilidades para tratar los síntomas y signos típicos de la enfermedad, pero no hay todavía avances definitivos en cuanto al origen y progresión".

Por ello, uno de los principales retos es entender cómo comienza el proceso neurodegenerativo y conseguir detenerlo cuanto antes. Además, de cara al futuro, el objetivo es encontrar fármacos para controlar síntomas no motores, como la pérdida del olfato o los trastornos de sueño.