Más de 3 millones de personas mueren de EPOC cada año en el mundo, una cifra que podría aumentar un 30% en una década

Actualizado 16/11/2011 19:06:32 CET

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

Unos 64 millones de personas sufren enfermedad obstructiva crónica (EPOC) en todo el mundo y más de 3 millones mueren por su causa, una cifra que podría incrementarse un 30 por ciento durante los próximos 10 años, a menos que se tomen "medidas urgentes" para reducir los factores de riesgo de esta enfermedad, sobre todo el consumo de tabaco, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La EPOC es una enfermedad pulmonar que dificulta la respiración y que puede ser mortal. "Es más que la conocida como 'tos del fumador", según la OMS, desde donde recalcan que el tabaco "la primera causa de su aparición, incluyendo el tabaquismo pasivo o exposición al humo del tabaco".

Otros factores de riesgo para la aparición de la EPOC son la contaminación del aire que se respira dentro de las casas, por el uso de combustibles sólidos para cocinar o como calefacción; la polución; las sustancias químicas que se utilizan en el trabajo o las frecuentes infecciones respiratorias de vías bajas en la infancia.

Esta enfermedad es más común entre los hombres, pero el creciente consumo de tabaco entre las mujeres de los países con mayores ingresos y el mayor riesgo de exposición en los hogares por el uso de ciertos combustibles en los países más pobres, "la EPOC afecta ahora de la misma forma tanto a hombres como a mujeres".

Sin embargo, casi el 90 por ciento de las muertes por EPOC se dan en los países de ingresos medios y bajos, donde las estrategias para prevenir y controlar esta enfermedad no siempre son accesibles para toda la población.

Para mejorar la situación, la OMS recomienda elevar la concienciación sobre la epidemia global de enfermedades crónicas que, como la EPOC, están afectando al mundo; crear más ambientes saludables, sobre todo para la población más pobre, y reducir los factores de riesgo, como el tabaco, las dietas poco sanas o el sedentarismo.