Publicado 24/07/2020 12:14:03 +02:00CET

Los más jóvenes tuvieron menos contactos fuera de casa que los mayores durante el confinamiento, según encuesta del CSIC

Los pies de unos niños se asoman por su balcón durante el día 53 del estado de alarma por la crisis del Covid-19. En Madrid, (España), a 6 de mayo de 2020.
Los pies de unos niños se asoman por su balcón durante el día 53 del estado de alarma por la crisis del Covid-19. En Madrid, (España), a 6 de mayo de 2020. - Marta Fernández Jara - Europa Press - Archivo

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los más jóvenes tuvieron menos contactos fuera de casa que las personas más mayores durante el confinamiento de la pandemia de COVID-19, según se desprende de los primeros resultados preliminares de la encuesta del proyecto 'Distancia-Covid', realizada a partir de datos de movilidad por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universitat Pompeu Fabra (UPF).

Por territorios, las probabilidades de contactos fuera de casa durante el confinamiento fueron mayores donde había una menor percepción del riesgo: en Madrid había la mayor percepción del riesgo y menor probabilidad de contacto, mientras que la situación era la inversa en zonas como Pontevedra o Vizcaya. Además, más del 40 por ciento de los participantes en la encuesta viajaron menos de 1 km desde su hogar durante el confinamiento y casi el 90 por ciento menos de 10 km.

La encuesta, publicada este viernes, recoge información sobre la movilidad y el comportamiento social de los ciudadanos en los últimos meses desde el comienzo de la pandemia, y es fundamental para entender la propagación y los impactos del COVID-19 en España.

"Según muestran los datos, los mayores tuvieron una mayor tendencia a tener contactos. La explicación puede deberse a las necesidades que se agudizan con la edad (farmacias, doctores, visitas de familiares o cuidadores, etcétera), o de unos hábitos más arraigados", sugieren Frederic Bartumeus, del Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB-CSIC), y John Palmer, de la UPF.

Los investigadores acaban de lanzar una segunda oleada de la encuesta para entender cómo cambia el comportamiento de los ciudadanos frente a la epidemia y se solicita la colaboración ciudadana. "En estos momentos de aparición de nuevos focos de contagio es muy relevante volver a estimar esos patrones de contacto y por ello el CSIC lanza la segunda oleada de la encuesta Distancia-Covid", añade Ramasco.

El proyectoha sido financiado por el CSIC con una donación de AENA, y reúne a equipos científicos del CSIC y de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) para investigar el impacto de las medidas de distanciamiento social en la difusión de Covid-19 en España. El proyecto está coordinado por José Javier Ramasco, investigador del CSIC en el Instituto de Física Interdisciplinar y Sistemas Complejos (IFISC-CSIC-UIB) y Frederic Bartumeus, del Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB-CSIC). Otros investigadores principales son Álvaro López García del Instituto de Física de Cantabria (IFCA-CSIC-UC), John Palmer de la UPF y Diego Ramiro del Instituto de Economía, Geografía y Demografía (IEGD-CSIC).

La encuesta se lanzó el 14 de mayo de 2020 y ha obtenido más de 4000 respuestas de una amplia franja de la población en España, con todas las provincias representadas. Aunque el diseño de muestreo no es aleatorio, el equipo del proyecto está utilizando la regresión multinivel con post-estratificación para estimar las características de la población en su conjunto que son necesarias para comprender mejor la difusión del COVID-19.

Con los primeros resultados se ha podido estimar el número medio de personas con las que los adultos residían durante las últimas semanas de confinamiento en cada comunidad autónoma, y los patrones de contactos fuera del hogar entre diferentes grupos de edad. Utilizando métodos de estimación bayesianos, el equipo ha simulado las distribuciones completas de estas estimaciones y las está analizando para comprender mejor cómo afectan los patrones de transmisión de COVID-19.

Contador