Publicado 09/12/2020 08:02CET

Más años de obesidad suponen un mayor riesgo de enfermedad

Familia con obesidad
Familia con obesidad - GETTY - Archivo

   MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Una mayor duración de la obesidad se asocia con peores valores para todos los factores de enfermedad cardiometabólica, según un nuevo estudio publicado esta semana en la revista 'PLOS Medicine' por Tom Norris ,de la Universidad de Loughborough, en Reino Unido, y sus colegas.

   No todas las personas con obesidad comparten el mismo riesgo de desarrollar factores de riesgo de enfermedad cardiometabólica. Se ha planteado la hipótesis de que la duración que una persona ha pasado con la obesidad a lo largo de su vida afecta esta variación.

   En el nuevo estudio, los investigadores utilizaron datos de tres estudios de cohortes de nacimiento británicos que recopilaron información sobre el índice de masa corporal entre los 10 y los 40 años, así como sobre factores de riesgo de enfermedad cardiometabólica (presión arterial, colesterol y mediciones de hemoglobina glucosilada (azúcar en sangre)) en 20.746 participantes.

   Más años de obesidad se asoció con peores valores para todos los factores de riesgo cardiometabólico medidos. La asociación fue particularmente fuerte para la hemoglobina glucosilada o HbA1c; aquellos con menos de cinco años de obesidad tenían un 5% más de HbA1c (intervalo de confianza del 95% 4-6) en comparación con las personas sin años de obesidad, mientras que aquellos con 20 a 30 años de obesidad tenían un 20% más de HbA1c (95% CI 17-23) en comparación con personas sin obesidad.

   Este aumento del riesgo persistió cuando se realizó el ajuste para una medida sólida de la gravedad de la obesidad durante el curso de la vida. Otras medidas de riesgo de enfermedad cardiometabólica (presión arterial sistólica y diastólica, colesterol unido a lipoproteínas de alta densidad) también se asociaron con la duración de la obesidad, aunque se atenuaron en gran medida al ajustar la gravedad de la obesidad.

   "Nuestros hallazgos sugieren que las recomendaciones de políticas de salud destinadas a prevenir la aparición temprana de la obesidad y, por lo tanto, reducir la exposición de por vida, pueden ayudar a reducir el riesgo de diabetes, independientemente de la gravedad de la obesidad", dicen los autores.