Publicado 28/10/2021 11:36CET

Más del 68% de los pacientes con espondiloartritis se ha resignado a vivir con dolor

Archivo - Mujer con dolor de espalda.
Archivo - Mujer con dolor de espalda. - STARAS/ISTOCK - Archivo

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

Más del 68% de los pacientes con espondiloartritis asegura que se ha resignado a vivir con dolor, uno de los principales síntomas que, junto a la fatiga, la hinchazón y la rigidez matutina, más condiciona el día a día de los pacientes, recuerda la Coordinadora Española de Asociaciones de Espondiloartritis, CEADE, que acaba de publicar las principales conclusiones de encuEspA, un estudio realizado en 2021 por entre un total de 834 pacientes.

En España, alrededor de medio millón de personas padecen espondiloartritis1, una familia de enfermedades reumáticas, autoinmunes e inflamatorias que afectan a las articulaciones, la columna vertebral, las entesis (las zonas donde se unen los ligamentos y tendones a los huesos) y, a veces, a la piel, entre otros, explica la doctora Raquel Almodóvar, reumatóloga del Hospital Universitario Fundación Alcorcón.

El objetivo de la encuesta encuEspA, indica Pedro Plazuelo, presidente de CEADE, "es conocer en profundidad las necesidades actuales de las personas con EspA en España, analizar el impacto que suponen en su día a día, e incorporar su perspectiva personal para optimizar el adecuado manejo, tanto de los síntomas derivados de la enfermedad, como el tratamiento de la misma".

Como recuerda la doctora Almodóvar, estas patologías tienen un gran impacto en el día a día de los pacientes y pueden llegar a limitar la realización de determinadas actividades. "Por eso, debemos contribuir a mejorar su calidad de vida, ayudándoles a aceptar y a comprender la enfermedad". Para ello, la reumatóloga considera muy importante establecer con los pacientes una comunicación "sólida y empática y conseguir que estén bien informados y se interesen por su salud. Un paciente participativo conseguirá involucrarse más en el control y seguimiento de la enfermedad".

Entre las tareas que se ven condicionadas están la capacidad para hacer ejercicio o la limpieza doméstica, que afectan 1 de cada 6 pacientes con EspA. Además, para más de la mitad de los encuestados, actividades cotidianas como subir escaleras, (>51%) o levantarse de la cama (>53%) también se ven limitadas.

IMPACTO EN EL ENTORNO LABORAL

Las espondiloartritis impactan no solo en el día a día del paciente, sino en el ámbito laboral. A este respecto, cerca de la tercera parte de los encuestados manifiesta haber tenido que faltar al trabajo y considera que su vida laboral se ha resentido debido a la enfermedad.

Los pacientes recurren a los tratamientos (más del 65% de los encuestados) para combatir el dolor, principal síntoma de las espondiloartritis y manifiestan tomar la medicación prescrita por su médico. Sin embargo, pese al tratamiento, el dolor y la fatiga son los síntomas que menos mejoran.

"Este hecho que revela la encuesta, lo corrobora el preocupante hecho de que más del 45% de los pacientes afirmó renunciar a hacer determinadas actividades para evitar el dolor que provocan la enfermedad", añade Plazuelo.

Gracias a los resultados obtenidos con esta encuesta, indica Pedro Plazuelo, será posible avanzar hacia unos mejores resultados en salud "a través del conocimiento del impacto que estas enfermedades ejercen sobre la calidad de vida de los pacientes, su implicación en el manejo adecuado de la misma y sus preocupaciones y expectativas de futuro con respecto al tratamiento que reciben.