Más de 400 personas mueren al año en España como resultado de un ahogamiento

Playa de La Concha.
EUROPA PRESS
Publicado 10/06/2015 15:12:05CET

   La infanta Elena participa en A Coruña en la presentación de un informe que analiza las circunstancias en las que suceden estos accidentes

   A CORUÑA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La infanta Elena ha participado este miércoles en A Coruña en la presentación de un informe de la Fundación Mapfre en el que se analizan las circunstancias en las que suceden los ahogamientos, unos accidentes que cada año acaban con la vida de más de 400 personas en España.

    Así lo han puesto de manifiesto expertos en prevención de la Fundación Mapfre, Fundación Universidade de A Coruña y la Asociación Española de Técnicos en Salvamento Acuático y Socorrismo (Aetsas), entidades autoras del 'Estudio sobre los ahogamientos y otros eventos de riesgo vital en el entorno acuático-marino'.

   Los expertos han coincidido en la importancia de la prevención e, incluso, incidieron en la necesidad de formar adecuadamente a la población para evitar un ahogamiento, situación que en España sufren principalmente hombres mayores de 60 años, según ha destacado, Jesús Monclús, director del área de Prevención y Seguridad Vial de la Fundación Mapfre.

   El estudio observacional, el primero de estas características en España, ha recopilado y analizado información detallada de un total de 20 municipios de España con playas que disponen de bandera azul a lo largo del verano de 2014. El objetivo del informe es describir las características de los ahogamientos que ocurren en las playas durante la temporada estival, momento en el que se incrementan este tipo de accidentes.

   Tras observar que muchas personas infravaloran los riesgos relacionados con el agua, los autores del informe han estimado el número de fallecidos por ahogamiento a partir de la información facilitada por el Instituto Nacional de Estadística y han llegado a la conclusión de que en el año 2012 murieron por ahogamiento un total de 438 personas, una cifra algo menor para el año 2013, cuando habrían perdido la vida 422.

   "Siete de cada diez ahogamientos son en entornos naturales", ha apuntado Monclús, que, por otro lado, ha destacado que "entre un 14 y un 19 por ciento" de los fallecidos totales se producen en piscinas, sobre todo en instalaciones privadas. En este sentido, en relación a los menores fallecidos, ha aconsejado vigilar a los niños y que, en el caso de piscinas privadas, cuenten con las medidas de seguridad necesarias.

CONCLUSIONES

    Entre las conclusiones a las que ha llegado el estudio, los expertos han destacado que por cada 39 sucesos de riesgo vital que ocurren en las playas del informe, uno acaba en tragedia y muerte. Respecto a las horas a las que se producen más incidentes, son entre las 12 del mediodía y las 8 de la tarde y, por edades, los tramos con más numero de accidentes son entre los 5 y los 9 años, entre los 20 y los 24 y entre los 50 y los 54 años.

    Entre otros resultados, los expertos también ha hecho hincapié en que "el 60 por ciento de las situaciones de riesgo vital suceden dentro del agua", mientras que resto de circunstancias se dan en el exterior. Además, subrayan que de los 51 sucesos ocurridos dentro del agua, nueve de cada diez correspondió a personas que estaban realizando natación recreativa, y que el 83 por ciento de las incidencias se produjeron cuando el baño estaba permitido.

   Para estos expertos, las conclusiones del estudio son "claras" y creen que este informe puede servir para el desarrollo futuro de una Plan Nacional de Seguridad Acuática, como recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

EL APOYO DE LA INFANTA

    En su papel de directora de proyectos de la Fundación Mapfre, la infanta Elena ha participado en la presentación de este informe, un estudio que ve como "un primer paso para reclamar una conciencia mayor" en este ámbito.

   "Disfrutemos este año de nuestros entornos naturales y piscinas, pero hagámoslo con seguridad y respeto a los riegos", ha apuntado la infanta Elena, que ha recordado que el ahogamiento causa cerca de 400.000 muertos al año en el mundo.

    Antes de participar en la presentación de este informe, la infanta Elena ha visitado los talleres para prevenir ahogamientos. Allí, después de una serie de explicaciones por parte de expertos, la hija del rey Juan Carlos se animó a realizar una maniobra de reanimación.