Actualizado 07/06/2011 15:27 CET

Más del 17% de la población adulta en España sufre algún dolor, de ellos más de 700.000 sufre dolores severos

Dolor De Cabeza
EUROPA PRESS

MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

El 17,25 por ciento de la población española adulta, esto es, 6.100.000 de personas sufren dolor, de ellos hasta 714.000 personas sufren algún dolor severo, según un estudio realizado por Kantar Health, que destaca una mayor prevalencia en las mujeres (51,3%) que en los hombres (48,4%) y en la población de entre 40 años y 60 años.

La investigación, publicado en el 'Journal of Medical Economics', señala son los dolores de espalda (60,5%) los más prevalentes, seguido del dolor articular (40,2%), dolor de cabeza (34,7%) y de hombro (23,2%). Mientras, entre otras consecuencias, estos dolores provocan en los afectados dificultades en el sueño (42,2%), ansiedad y dolor cabeza (40,6%, en ambos casos), insomnio (29,8%) y depresión (24,4%).

Además, señalan que repercute negativamente en la calidad de vida de los pacientes, ya que más de la mitad de las la personas con dolor intenso (53%) reconoce que se han visto obligados a reducir o limitar sus actividades sociales habituales. Además, se sabe que hasta el 39,3 por ciento de las personas que sufren dolor intenso se ausentan de su puesto de trabajo, comparado con un 3,35% de la población que no padece dolor.

"Este estudio es el primero que se lleva a cabo sobre la prevalencia del dolor en la población adulta en España desde el Pain in Europe realizado en el año 2003, lo que hace que se convierta en el estudio con la información más actual y detallada sobre el dolor y sus consecuencias", ha destacado el jefe del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario de Guadalajara, el doctor Jesús Tornero.

Tornero, que es miembro del Comité de Expertos de Change Pain- iniciativa internacional avalada por la Federación Europea de Asociaciones Internacionales para el Estudio del Dolor) y la Sociedad Española del Dolor e implementada en España por la Plataforma SinDOLOR- destaca el estudio que, a su juicio, "se convertirá en un documento de referencia sobre el dolor crónico no oncológico en nuestro país".

"Permite a los especialistas conocer la situación real existente actualmente alrededor del dolor, conociendo la población afectada, así como sus características (edad, género, ocupación, estudios, situación laboral, etc.) y las enfermedades que les producen dolor", añade.

Asimismo, desde la plataforma Change Pain advierten de que "los resultados de la revisión muestran una clara necesidad de obtener más datos sobre el dolor crónico no oncológico en España".

Para dicha revisión se ha llevado a cabo una búsqueda exhaustiva de estudios que aportaban datos sobre el impacto del dolor crónico no oncológico en España, centrándose en la prevalencia, el impacto sobre la calidad de vida, los tratamientos del dolor y su cumplimiento, así como el control del dolor y la satisfacción con los tratamientos. De las 16.619 referencias encontradas a nivel europeo, 112 estudios aportaban información relevante sobre el dolor crónico no oncológico en España.

"A pesar de que el dolor crónico representa un problema de salud pública con una significativa repercusión social y económica evidente en la actualidad, existen pocos datos sobre su epidemiología, lo que dificulta una estimación exacta del impacto global que supone este problema. De ahí la importancia de este documento en nuestro país", añaden desde la plataforma internacional.