Actualizado 11/05/2011 14:34 CET

Más de 1,2 millones de españoles sufren fibromialgia y fatiga crónica

Gente en la calle
CEDIDA

BARCELONA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

Más de 1,2 millones de españoles sufren fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica, la mayoría mujeres, ha informado este miércoles el Instituto USP Dexeus de Barcelona, que admite que las cifras son confusas debido a la dificultad de diagnóstico.

Por ello, la creación de unidades específicas formadas por equipos multidisciplinares es importante para el correcto diagnóstico y tratamiento de las personas afectadas, ha destacado la institución el día antes de la celebración del Día Mundial de estas enfermedades.

Según el coordinador de la Unidad de Fatiga Crónica de USP Dexeus, Jordi Robert, los pacientes suelen llegar a la unidad con un retraso de dos o tres años, y durante este tiempo han realizado varias consultas médicas, pruebas, se han enfrentado a la incomprensión social y muchos de ellos han sido diagnosticados y tratados como enfermos mentales.

El síndrome de fatiga crónica es una enfermedad que, aunque probablemente ha existido siempre, no fue reconocida por la Organización Mundial de Salud (OMS) hasta el año 1992.

El diagnóstico se basa en los criterios clínicos establecidos por Fukuda en 1994, aunque existe una revisión realizada por expertos canadienses en 2005.

Se trata de una enfermedad sin causa conocida, pero la mayoría de especialistas insisten en la probable relación con infecciones víricas.

Los pacientes afectos de Síndrome de Fatiga Crónica tienen un cansancio extremo que afecta tanto la actividad física como la actividad mental y que no mejora tras el descanso.

Al tratarse de una enfermedad crónica, las sintomatología persiste a lo largo de los años y aunque puede mejorar, no se han descrito casos de curación y sí se puede observar empeoramiento.

Al cansancio físico y mental se añaden otros síntomas como pueden ser el dolor de músculos, las alteraciones graves del sueño, los dolores de cabeza, faringitis frecuentes, mala recuperación física tras un esfuerzo moderado y muchas veces sensación de fiebre.