Gallardón ve "con buenos ojos" que haya más terrazas en los bares de Madrid y lo "favorecerá en todo lo posible"

Actualizado 13/01/2011 14:23:34 CET
 Alberto Ruiz Gallardón
EP

Confiesa que ha visto una terraza para fumadores en Jorge Juan y que vio a "los clientes con cara de mucha satisfacción"

MADRID, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha asegurado este jueves que ve "con buenos ojos" el "cambio del paisaje urbano" que provocará en la capital la Ley antitabaco, que según ha pronosticado llevará a un aumento de las terrazas de los bares, y se ha comprometido a favorecer este proceso "en todo lo posible".

Durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, el primer edil ha sido preguntado sobre la incidencia que en la ciudad tendrá la prohibición de fumar en espacios cerrados, incluidos todos los establecimientos de hostelería.

"Yo pronostico, en base a lo que ya está ocurriendo, que se modificará de forma importante el paisaje urbano de Madrid (porque) como consecuencia de la prohibición de fumar en los establecimientos cerrados, los que tienen capacidad para (instalar una terraza) según las condiciones de anchura de la calle, etc. se animan ya de forma muy importante a ampliar su espacio de negocio con la utilización del espacio público, solicitando al Ayuntamiento la instalación de terrazas", ha señalado.

Ante este fenómeno, la "filosofía" del Ejecutivo local será "favorecer estas peticiones en todo lo que sea posible", siempre respetando la normativa y evitando que "se produzcan saturaciones en determinados espacios que impidan que puedan ser utilizados por peatones, niños, mayores...".

"Lo importante es que se empieza a utilizar el espacio público para una ampliación de la oferta de hostelería, no sólo en verano, como tradicionalmente ocurría, sino también en invierno, lo que significa otros condicionantes nuevos, porque hacen falta nuevos elementos como estufas que requieren condiciones de seguridad avaladas por Industria que hacen más complejo el procedimiento. Pero el Ayuntamiento lo ve con muy buenos ojos", ha insistido.

SEGUIR LA ESTELA EUROPEA

Además, el primer edil ha recordado que otras muchas ciudades europeas, como París, hace años que ya cuenta con terrazas exteriores durante todo el año a pesar de no gozar de tantas horas de sol como Madrid y de tener temperaturas más duras durante los meses invernales.

"Pensamos que no tenía mucho sentido pasear por París en enero o febrero y encontrar tanta oferta de terrazas, mucho antes incluso de que existiese en Francia la prohibición de fumar, y que sin embargo en Madrid estas instalaciones nunca se hubiesen desarrollado tanto, y esto está cambiando", ha asegurado.

Por ello, ha pronosticado que "quizás no este invierno pero el próximo sí", el paisaje urbano madrileño será diferente y más cercano al de otras ciudades europeas, si bien ha recordado que la normativa requiere que las terrazas tengan únicamente tres de sus lados (incluido el suelo) cerrado para que se pueda fumar, y que no estén adosadas a los edificios.

Además, ha afirmado que el Consistorio no considera "necesaria una modificación" de la Ordenanza municipal de Terrazas y Veladores, que fue actualizada hace apenas dos años, porque es una "buena normativa que varía según la realidad lo requiere" pero que actualmente cuenta con los "elementos adecuados para dar respuesta" a las necesidades que plantee la Ley Antitabaco.

Preguntado por el posible incremento de ingresos para las arcas municipales que el aumento de peticiones de instalación de terrazas puede provocar, Gallardón ha reconocido no saber el dato exacto, pero ha apuntado que probablemente no supondrá un "incremento sustancial".

Por último, el regidor ha relatado que el otro día vio una de las primeras terrazas de la capital en las que se puede fumar, en la calle Jorge Juan, donde "cumpliendo la normativa y ayudados por las estufas el resultado daba la impresión de que era muy bueno".

"Vi a los clientes con cara de mucha satisfacción. Creo que las cosas empezarán a cambiar en ese sentido, y eso lo vemos como muy positivo porque todo lo que sea una presencia ordenada de los ciudadanos en la vía pública, no solo en movimiento sino también estática, es positiva", ha zanjado.