Publicado 04/02/2021 07:30CET

Las madres con esclerosis múltiple no corren más riesgo de complicaciones del embarazo

Embarazo, embarazada
Embarazo, embarazada - FLIKR/ELLEN - Archivo

   MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Las mujeres con esclerosis múltiple (EM) pueden no tener un mayor riesgo de complicaciones del embarazo como diabetes gestacional, cesárea de emergencia o muerte fetal que las mujeres que no tienen la enfermedad, según un estudio publicado en la edición en línea de 'Neurology Clinical Practice', revista oficial de la Academia Estadounidense de Neurología.

   Sin embargo, el estudio encontró que los bebés nacidos de madres con EM tenían una mayor probabilidad de tener un parto por cesárea electiva (cesárea) o un parto inducido, y ser pequeños para su edad en comparación con los bebés de mujeres que no tenían la enfermedad.

   "Las mujeres con esclerosis múltiple pueden estar comprensiblemente preocupadas por los riesgos del embarazo --recuerda la autora del estudio, Melinda Magyari, de la Universidad de Copenhague, en Dinamarca--. Si bien investigaciones anteriores han demostrado que no existe un mayor riesgo de defectos congénitos para los bebés nacidos de mujeres con EM, todavía hay muchas incógnitas sobre el embarazo y la EM. Queríamos saber si las mujeres con EM corren el riesgo de contraer una variedad de complicaciones del embarazo. Descubrimos que, en general, sus embarazos fueron tan saludables como los de las madres sin EM".

   El estudio involucró a 2.930 mujeres embarazadas con EM que se compararon con 56.958 mujeres embarazadas sin EM. Todas las mujeres dieron a luz entre 1997 y 2016.

   Los investigadores no encontraron diferencias en el riesgo de varias complicaciones del embarazo entre mujeres con EM y mujeres sin ella. No se encontraron diferencias en el riesgo de preeclampsia, diabetes gestacional, complicaciones placentarias, cesárea de emergencia, parto instrumental, muerte fetal, parto prematuro, malformaciones congénitas o puntuación de Apgar bajo. La puntuación de Apgar es una prueba de la salud de un recién nacido, que incluye medidas como la frecuencia cardíaca, los reflejos y el tono muscular inmediatamente después del nacimiento.

   Los investigadores encontraron que 401 de las 2.930 mujeres con EM (14)%, tuvieron una cesárea electiva, en comparación con 4.402 de las 56.958 mujeres sin EM (8%), que tuvieron una cesárea electiva. Después de ajustar por otros factores que podrían aumentar la probabilidad de tener una cesárea electiva, como una cesárea previa y la edad de la madre, las mujeres con EM tenían un 89% más de probabilidades de tener una cesárea electiva.

   Los investigadores también encontraron que las mujeres con EM tenían un 15% más de probabilidades de tener un parto inducido que las mujeres sin la enfermedad.

   Además, se encontró que las mujeres con EM tenían un 29% más de probabilidades de tener bebés que nacieron pequeños para su edad gestacional en comparación con las mujeres sin EM. En general, el 3,4% de las mujeres con EM tuvieron bebés pequeños para su edad gestacional, en comparación con el 2,8% de las mujeres sin EM.

   "Creemos que la razón por la que más mujeres con EM tienen bebés por cesárea electiva o parto inducido puede tener que ver con síntomas relacionados con la EM, como debilidad muscular, espasticidad o fatiga que podrían afectar el parto --explica Magyari--. Cualquiera de estos podría hacer que la madre se sienta más cansada y provocar complicaciones en el parto que podrían hacer que el médico y la mujer tomen precauciones adicionales".

   Los investigadores también encontraron que las madres con EM tenían un 13% menos de probabilidades de dar a luz a bebés con signos de falta de oxígeno o asfixia. Magyari señala que la mayor prevalencia de cesáreas electivas entre las mujeres con EM probablemente explica las probabilidades más bajas de asfixia.