Logran ver en 3-D cómo el VIH actúa en el interior del intestino

Actualizado 07/10/2014 3:48:27 CET

MADRID, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un estudio publicado este jueves en 'Plos Pathogens' informa sobre el primer estudio ultraestructural en tres dimensiones de la infección por el virus de la inmunodeficiencia (VIH) in vivo, revelando detalles sobre cómo el virus infecta rápidamente las células inmunes en el intestino, usándolas como fábricas productoras de virus, y poniendo de manifiesto que el VIH "se esconde" profundamente dentro del tejido intestinal.

La infección por el VIH tiene muchas consecuencias poco saludables en el cuerpo, pero, en particular, que se rompe el intestino, al poseer la mayor concentración de las células diana del VIH, la mayoría de las cuales son destruidas a los pocos días de la infección y antes de los recuentos de células T CD4 medibles en sangre.

Pamela Bjorkman, del Instituto Médico Howard Hughes, en Chevy Chase, Maryland, Estados Unidos, y el Instituto de Tecnología de California, en Pasadena, Estados Unidos, y sus colegas utilizaron la tomografía de electrones para un estudio de alta resolución del virus del VIH en los intestinos de ratones "humanizados", cuyo sistema inmunológico se compone en un alto grado de células humanas.

Estos expertos infectaron estos "ratones BLT", llamados así por sus siglas en inlgés en relación a que tienen médula ósea, timo y células del hígado humanos, con el virus del VIH y examinaron y visualizaron la arquitectura tridimensional de las partes infectadas del intestino de forma segura.

Los científicos vieron las células inmunes humanas infectadas por el VIH, capturando partículas del virus en su actuación incipiente en estas células y viendo grupos libres de virus inmaduros y maduros. Para una célula huésped infectada, los investigadores contaron 63 partículas de virus que probablemente habían sido liberadas.

El número real es casi con total seguridad mucho mayor, debido a que el método sólo puede visualizar partículas de virus que rodean a la célula huésped dentro de una parte relativamente pequeña del tejido. Sin embargo, descubrieron que grupos de virus que estaban más lejos de la célula huésped eran más maduros que los más cercanos, lo que sugiere que la célula huesped libera nuevos virus en una serie de olas "semisincronizadas".

Entre las muestras, los investigadores encontraron algunas en las que los virus liberados de una célula infectada parecían directamente unirse a una célula huésped vecina, presumiblemente infectándola. Además de esas "sinapsis virológicas", también observaron partículas libres de virus que parecen haber cubierto una distancia entre la celular "madre" y la que se convertiría en su objetivo a infectar.

Estas imágenes proporcionan los primeros detalles ultraestructurales en 3D sobre la infección por el VIH y la producción de virus en un entorno que se asemeja mucho al intestino de los pacientes humanos. Algunos resultados confirman los hallazgos anteriores de experimentos in vitro de células cultivadas e infectadas en un plato de petri, pero otros son vistos por primera vez y permiten avanzar en la comprensión de cómo la infección por el VIH se propaga en la vida real.

"Para mí, un hallazgo importante es que la mayoría de los eventos de transmisión viral en el tejido involucran virus libre en lugar de sinapsis virológicas", dice Bjorkman.

"Se había especulado con que la propagación del virus a través de las sinapsis era una vía importante de transmisión en el tejido, pero nuestros resultados revelan grandes grupos virales libres. Este descubrimiento ofrece la esperanza de que las posibles terapias, tales como los anticuerpos, sean capaces de acceder a los virus que infectan que no están escondidos en una sinapsis virológica", agrega.