Los líderes mundiales acuerdan en la ONU invertir 15.000 millones de euros al año para acabar con la tuberculosis

Temer en la ONU
TWITTER - Archivo
Publicado 27/09/2018 10:28:48CET

MADRID, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los líderes mundiales reunidos este miércoles en la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) se han comprometido a invertir 13.000 millones de euros hasta el año 2022 para implementar programas de prevención y atención contra la tuberculosis, así como a financiar unos 2.000 millones de euros para investigación en esta enfermedad.

En la primera reunión de alto nivel sobre la tuberculosis celebrada en el máximo organismo de la ONU, los jefes de estado y representantes de los principales gobiernos internacionales, entre ellos la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, han acordado que se garantice la atención de 40 millones de personas con tuberculosis para finales de 2022.

También se ha llegado a un acuerdo para proporcionar un tratamiento preventivo a 30 millones de personas para protegerlos de una posible infección. Además, se comprometieron a tomar medidas "firmes" contra las formas de la enfermedad resistentes a los medicamentos, así como a abordar el estigma que aún prevalece en torno a la tuberculosis en muchas partes del mundo.

"Hoy es un hito en la larga guerra contra la tuberculosis. Estas son promesas ambiciosas: mantenerlas es vital. La OMS se compromete a trabajar con cada país, cada socio y cada comunidad para llevar a cabo este trabajo", ha explicado el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, como valoración de los compromisos firmados.

En su declaración política, los estados miembros de la ONU también han reconocido que la tasa actual de progreso en la lucha contra la tuberculosis estaba "poniendo en peligro" las perspectivas de cumplir los objetivos mundiales para erradicar la enfermedad. La tuberculosis sigue siendo la enfermedad infecciosa más mortal del mundo: mató a 1,6 millones de personas en 2017, incluidas 300.000 personas con VIH. En el mismo año, 10 millones de personas resultaron infectadas.

"La declaración política propuesta para esta reunión establece una hoja de ruta para acabar con la tuberculosis en línea con la visión y los objetivos de 2030. Tenemos ante nosotros la oportunidad de salvar las vidas de millones de personas, preservar miles de millones en recursos, demostrar el éxito de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y reafirmar la utilidad, eficacia y necesidad del multilateralismo y el sistema de las Naciones Unidas. No perdamos esta oportunidad", ha reclamado la presidenta de la 73.ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, María Fernanda Espinosa Garcés.

El acuerdo de los líderes mundiales es la culminación de los recientes compromisos a nivel internacional y regional, incluida la Declaración de Moscú de 2017, para poner fin a la tuberculosis, para impulsar el acceso universal, la financiación suficiente y sostenible, y mayor investigación e innovación.