Publicado 14/07/2021 18:05CET

Las láminas de plata podrían reducir el riesgo de infección en los hospitales

Archivo - Camas en una habitación del Hospital del Guadalhorce situado en Cártama (Málaga)
Archivo - Camas en una habitación del Hospital del Guadalhorce situado en Cártama (Málaga) - JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

Una nueva investigación presentada en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ECCMID) ha evidenciado que cubrir las superficies de mayor contacto (las que se tocan con más frecuencia) en los hospitales con una lámina impregnada de plata podría reducir significativamente los niveles de contaminación por patógenos bacterianos de importancia clínica.

El estudio, realizado por el profesor Andreas Widmer y sus colegas del Hospital Universitario de Basilea (Suiza), evaluó la eficacia antimicrobiana de una lámina de cloruro de polivinilo (PVC) que contiene un agente integrado a base de plata con un 2 por cieto de iones de plata.

Cada vez se reconoce más la importancia del entorno hospitalario a la hora de formular medidas de control de las infecciones, ya que se ha comprobado el papel que desempeña como fuente de transmisión de bacterias y de las consiguientes infecciones adquiridas en el hospital. La limpieza y la desinfección periódicas se han propuesto como una opción para reducir el riesgo de infección, pero llevarlas a cabo con el nivel requerido es un proceso que requiere mucho tiempo y recursos.

Un enfoque alternativo es utilizar superficies autodesinfectantes que dificulten la supervivencia de los patógenos y requieran una limpieza menos exhaustiva para conseguir un entorno seguro en las habitaciones de los pacientes. En este estudio se aplicó una lámina de PVC impregnada de plata a las superficies de alto contacto de las habitaciones de los pacientes en las que se preveía que los niveles de contaminación por patógenos bacterianos fueran elevados.

Los investigadores descubrieron que los niveles de contaminación en las superficies cubiertas por la lámina eran significativamente menores que en las que no estaban cubiertas. En general, el número medio de gérmenes se redujo en más de 60 veces, mientras que la mediana de la carga biológica en las superficies de control no tratadas fue más de 3 veces superior a la de la lámina antimicrobiana. La gran diferencia entre la media y la mediana está relacionada con la gran variabilidad biológica de la densidad de gérmenes en los distintos tipos de superficies.

El equipo también descubrió que las bacterias clínicamente importantes, en particular los enterococos, tenían una probabilidad significativamente menor de estar presentes en las superficies cubiertas con la lámina, y los efectos antimicrobianos seguían presentes 6 meses después.

"Una lámina que contiene un agente integrado a base de plata disminuye eficazmente la carga de bacterias causantes de enfermedades clínicamente importantes durante un periodo de estudio de 6 meses", apuntan los autores.