Actualizado 25/01/2011 9:41:03 +00:00 CET

Un laboratorio americano presenta un parche transdérmico contra las migrañas

img-zelrix-arm desde Nupathe
NUPATHE

MADRID, 25 Ene. (Portaltic/EP) -

La farmacéutica americana NuPathe ha anunciado la distribución de un parche para tratar los dolores de cabeza y las migrañas. El parche se coloca en el brazo y cuenta con un sistema que mediante suaves descargas introduce en los pacientes pequeñas dosis del medicamento Sumatriptán. Su efectividad es superior a la de los medicamentos orales y su duración más prolongada.

NuPathe es la farmacéutica responsable de Zelrix Patch. Se trata de un parche que dosifica la ingesta del medicamento Sumatriptán para controlar las migrañas. El dispositivo realiza pequeñas descargas eléctricas que introducen las dosis del medicamento a través de la piel. El parche es de un solo uso y los responsables aseguran que mejora los resultados del medicamento ingerido por vía oral.

Los medicamentos que se toman por vía oral tienen una absorción distinta en función de los pacientes. Además del distinto grado de absorción, en algunas ocasiones general dolores de estómago y vómitos. Para evitar todo esto NuPathe ha desarrollado su parche.

Los fabricantes comentan en la página web del producto, que las migrañas afectan a más de 28 millones de personas en Estados Unidos. Se trata de una dolencia muy extendida y considerada por muchos como algo habitual. El parche desarrollado puede hacer que muchas personas se olviden de los dolores de cabeza.

Un aspecto importante de las migrañas es su duración. La dolencia en ocasiones puede durar todo un día, por lo que suministrar el fármaco de forma constante en pequeñas dosis puede aumentar los beneficios de Sumatriptán. El parche creado por el laboratorio americano consigue este propósito sin que los usuarios tengan que estar pendientes de ingerir ninguna pastilla.

Por el momento el laboratorio encargado del parche no ha confirmado el precio ni la fecha de salida, pero las pruebas clínicas se han realizado y han sido satisfactorias. Seguramente a lo largo de 2011 los pacientes con migrañas cuenten con un nuevo arma para combatir su dolencia. Esta es otra prueba de los beneficios de la tecnología aplicados a la salud.