Actualizado 03/03/2010 14:43 CET

Jóvenes de entre 25 y 38 años y menopáusicas, perfiles de la mujer que acude con más frecuencia al médico de cabecera

MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las jóvenes de entre 25 y 38 años que desean recibir consejo sobre métodos de anticoncepción e información sobre la prevención del cáncer de cérvix, y las mujeres perimenopaúsicas o con menopausia instaurada que desean prevenir el cáncer mama o la osteoporosis, son los perfiles de mujer que acude con más frecuencia al médico de familia, según concluyeron los expertos reunidos en el X Encuentro Nacional de Salud y Medicina de la Mujer (SAMEM), que se celebra estos días en Madrid.

Mientras que hace años los principales motivos de consulta de la mujer eran la revisión ginecológica, la dismenorrea y el embarazo, en la actualidad, la mujer acude a las consultas de Atención Primaria demandando información no sólo en relación a aspectos ginecológicos, como la anticoncepción oral, alteraciones en las relaciones sexuales de ella o su pareja y la anticoncepción postcoital, sino también sobre problemas osteomusculares y depresivos-ansiosos, explicaron.

Aún así, el 65 por ciento de las mujeres españolas considera que su salud es buena o muy buena, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). "En la actualidad, las españolas están entre las mujeres con más esperanza de vida en Europa y en el mundo. Cada día muestran más interés por su salud y son conscientes de que es posible encontrarse bien, tener una madurez saludable y, por supuesto, seguir desarrollándose en todos los ámbitos de su vida cotidiana", comentó la presidenta de SEMERGEN-Madrid, la doctora Carmen Valdés.

Estas modificaciones se han dado, entre otras causas, debido al cambio en el perfil sociodemográfico de la mujer: disminución de la edad media de las mujeres en la consulta, aumento del porcentaje de mujeres inmigrantes, etc. "Con el paso del tiempo, se ha incrementado la demanda de asistencia por parte de la mujer al médico de familia encontrando estos dos perfiles claros", dijo Valdés. No obstante, aún "siguen subestimando el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y endocrinometabólicas", advirtió.

Respecto a la influencia de la mujer inmigrante en estos cambios, la doctora Valdés explicó que "su cultura difiere de la nuestra en los temas relacionados con el embarazo, los abortos y el empleo de métodos anticonceptivos, lo que ha motivado un incremento de la tasa de natalidad y una mayor número de consultas sobre anticoncepción".