Publicado 13/05/2022 13:20

IVI registra un aumento de un 66% en los tratamientos de reproducción asistida a mujeres sin pareja en el último lustro

Archivo - Embarazo
Archivo - Embarazo - CLÍNICA MARGEN - Archivo

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) ha registrado un aumento de un 66 por ciento en los tratamientos de reproducción asistida a mujeres sin pareja en los últimos cinco años, una cifra "sorprendente" para el director médico de IVI, el doctor Antonio Requena.

"En 2017, en IVI, las mujeres que optaban por ser madres solas representaban ya casi un 12 por ciento, cifra que el año pasado aumentó hasta un 20 por ciento del total de tratamientos realizados en nuestras clínicas de España, entre mujeres solas, homosexuales y parejas heterosexuales", detalla.

"Se trata de una realidad cada vez más frecuente entre mujeres que tienen muy claro que quieren formar una familia y no quieren esperar al momento perfecto ni depender de una pareja para ello", expresa Requena, para añadir que se trata de una tendencia social "que aumenta exponencialmente año tras año".

Dependiendo del perfil e historial médico de cada paciente, una mujer que decide afrontar la maternidad en solitario puede conseguirlo mediante diferentes técnicas de reproducción asistida: desde la inseminación artificial y fecundación 'in vitro' con semen de donante, hasta la donación de ambos gametos (semen y óvulos) o la transferencia de preembriones donados por otras parejas.

"Nuestra experiencia nos muestra a mujeres que tienen claro que la maternidad no tiene por qué depender necesariamente de disponer de una pareja y vienen con la decisión tomada: nada ni nadie frena su deseo de ser madres", explica Requena.

"Quieren saber qué posibilidades tienen para conseguirlo y qué tratamientos personalizados podemos ofrecerles, ya que muchas de ellas acuden pasados los 35 años, cuando la fertilidad desciende notablemente", agrega.

EL PERFIL DE PACIENTE

Repecto al perfil de paciente que inicia este proceso, suele ser una mujer de entre 35 y 40 años, que ha alcanzado una estabilidad en el plano laboral y financiero, y con una madurez emocional que le lleva a tomar con firmeza la decisión de formar su familia de esta manera.

Analizando geográficamente los datos de IVI, las tres ciudades con mayor incremento de tratamientos a mujeres sin pareja son Ibiza, Málaga y Almería. Estas vienen seguidas por Mallorca, Las Palmas, Vigo, Madrid y Valencia.

"La medicina reproductiva juega un papel esencial en este cambio de tendencia social cada vez más frecuente. A ello se suma que muchas mujeres extranjeras acuden a España para hacer realidad su deseo reproductivo, tanto por la calidad de nuestros profesionales como por un marco legal más avanzado que el de sus países de origen", concluye el doctor Requena.

Contador