El IRBLleida describe el primer modelo de metástasis en adultos desarrollado en la mosca del vinagre

Publicado 28/05/2019 13:48:19CET
IRBLLEIDA

El gen Snail favorece que las células tumorales abandonen el tumor primario y migren hacia otros tejidos

LLEIDA, 28 May. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del IRBLleida han logrado describir el primer modelo de metástasis en adultos desarrollado en la mosca del vinagre, conocida como Drosophila, lo que permitirá identificar aquellos genes que tienen un papel fundamental en la iniciación de la metástasis.

La investigación, liderada por el investigador del Instituto de Investigación Biomédica de Lleida (IRBLleida) y profesor asociado en la Universitat de Lleida (UdL), Andreu Casali, ha conseguido generar tumores en el intestino de moscas adultas capaces de diseminar por todo el organismo y colonizar otros órganos, ha informado el IRBLleida este martes en un comunicado.

Hasta ahora, los modelos experimentales de metástasis en ratones, generados mediante ingeniería genética, presentan dos limitaciones importantes, la larga latencia de las metástasis y el bajo número de ratones que las presentan, hecho que obliga a trabajar con un gran número de animales durante un largo periodo de tiempo para poder acumular datos suficientes para el análisis.

Los investigadores han roto la creencia que la vida de las moscas era demasiada corta para presentar metástasis y han generado un modelo que abre la puerta a aprovechar la facilidad de manipulación genética que ofrece Drosophila para el estudio de la metástasis.

En un trabajo anterior, los investigadores ya habían demostrado que es posible generar tumores en los intestinos de las moscas si se inducen las mutaciones causantes del cáncer de colon humano en sus células madre intestinales.

Ahora, los investigadores han podido identificar que la expresión de un gen denominado Snail en estos mismos tumores es capaz de provocar la formación de metástasis.

Por lo tanto, la presencia de Snail favorece que las células tumorales abandonen el tumor primario y migren hacia otros tejidos y órganos del organismo, donde crecen formando tumores secundarios.

Este modelo presenta muchas ventajas, entre ellas el bajo coste económico, la rapidez (el análisis de las metástasis se puede hacer pasadas tres semanas desde la inducción de los tumores), la posibilidad de analizar una gran cantidad de individuos, así como la reducción del número de animales superiores necesarios para la investigación.

El grupo investigador pretende ahora utilizar este modelo para identificar aquellos genes que tienen un papel funcional fundamental en la iniciación de la metástasis.

En colaboración con el Servicio de Oncología del Hospital Universitario Arnau de Vilanova, pretenden también investigar si la presencia o ausencia de estos genes podría tener un carácter predictivo y ayudar a los profesionales sanitarios a determinar las probabilidades que un paciente haya iniciado un proceso de micro metástasis.

Por otro lado, este modelo también permitirá identificar in vivo la eficacia de nuevos compuestos terapéuticos a la hora de parar los primeros pasos de la metástasis.

Este estudio, en el que han participado la Universidad de Sheffield (Reino Unido) y el IRB Barcelona y que ha publicado la revista 'Nature Communications', ha contado con la financiación del Ministerio de Economía y Empresa, la Joseph Steiner Foundation y la Wellcome Trust/Royal Society Sir Henry Dale.

Contador