Inyectar células para regenerar tejidos dañados

Publicado 26/04/2019 18:00:03CET
CNIO - Archivo

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la University of British Columbia Okanagan ha desarrollado un dispositivo que encapsula de forma más rápida las células en microgeles protectores, de forma que se facilita utilizar una inyección para regenerar el tejido dañado.

"La idea de inyectar diferentes tipos de células de tejido no es nueva. Es un concepto tentador porque al introducir células en el tejido dañado, podemos sobrecargar los propios procesos del cuerpo para regenerar y reparar una lesión", explica Keekyoung Kim, coautor del estudio, que se ha publicado en la revista 'Lab on a Chip'.

El investigador asegura que todo, desde huesos rotos hasta ligamentos rotos, podría beneficiarse de este tipo de enfoque y sugiere que incluso órganos enteros podrían ser reparados a medida que la tecnología mejore. El problema es que las células por sí solas son delicadas y tienden a no sobrevivir cuando se inyectan directamente en el cuerpo, recuerda.

"Para asegurar la supervivencia de las células, es necesario revestirlas con un revestimiento que las proteja del daño físico y del propio sistema inmunológico del cuerpo. Pero ha sido extremadamente difícil hacer ese tipo de encapsulación celular, que hasta ahora se ha hecho en un proceso muy costoso y lento", detalla el principal autor de la investigación, Mohamed Gamal.

Kim y Gamal han resuelto ese problema desarrollando un dispositivo de encapsulación automatizado que encapsula muchas células en un microgel utilizando un láser azul especializado y las purifica para producir una muestra limpia y utilizable en sólo unos minutos. La ventaja de su sistema es que más del 85 por ciento de las células sobreviven y el proceso puede ampliarse fácilmente.

Además de desarrollar un sistema rápido y eficiente, Gamal señala que el equipo está compuesto por componentes de fácil acceso y bajo costo. "Cualquier laboratorio que haga este tipo de trabajo podría establecer un sistema similar en cualquier lugar, desde unos pocos cientos hasta un par de miles de euros, lo que es bastante asequible", añade.

El equipo ya está considerando el siguiente paso, que será insertar diferentes tipos de células madre (células que aún no se han diferenciado en tipos específicos de tejido) en los microgeles junto con proteínas u hormonas especializadas llamadas factores de crecimiento. La idea sería ayudar a las células madre a transformarse en el tipo de tejido apropiado una vez que se inyectan.