Investigan cómo llegar mejor a los hombres para realizarles la prueba del VIH

Prueba contra el VIH, sida
UNICEF/UN061633/DEJONGH / UNICEF/FRANK DEJONGH
Publicado 03/01/2019 7:17:34CET

   MADRID, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Los hombres están mal atendidos por los servicios de pruebas del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) actuales en muchas áreas con alta prevalencia de VIH, lo que lleva a resultados de salud deficientes, según un artículo de investigación publicado esta semana en 'PLOS Medicine' por Augustine Choko, de Malawi-Liverpool, el Programa de Investigación Clínica Wellcome, Malawi, y la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres (Reino Unido), y colegas.

   En el nuevo estudio, 2.349 mujeres mayores de 18 años que recibieron atención prenatal en uno de los tres centros de salud en zonas urbanas de Malawi se inscribieron en un ensayo aleatorizado por grupos. Los grupos de mujeres recibieron atención estándar, una carta de invitación para que su pareja masculina asistiera a una clínica de VIH para realizarse pruebas y atención de seguimiento, bien en el grupo de control o junto con dos kits de autoevaluación de VIH para sus parejas en el grupo de primera intervención.

   Las mujeres en otras partes de la prueba también recibieron kits de autoevaluación junto con diferentes incentivos para que sus parejas asistieran a una clínica, bien mediante llamadas telefónicas de seguimiento, incentivos financieros de 3 o 10 dólares, o inscripción en una lotería que ofrece la oportunidad de ganar 30 dólares.

   Después de 28 días, se detectó que el 17,4 por ciento de las parejas de mujeres en el grupo de control se hicieron la prueba del VIH, mientras que del 87 al 95,4 por ciento de las personas de los grupos de intervención se sometieron a la prueba. Según se juzgó de acuerdo con el criterio de valoración principal del ensayo, la proporción de parejas que se realizaron las pruebas dentro de los 28 días y se vincularon a los servicios de prevención o tratamiento del VIH, el 13 por ciento de las parejas del grupo de control visitaron la clínica dentro de los 28 días.

AUTOEVALUACIÓN Y UN INCENTIVO, UN SISTEMA MUY EFECTIVO

   Se observaron aumentos significativos con la autoevaluación más un incentivo de 3 dólares (40,9 por ciento de las parejas), autoevaluación más 10 dólares (51,7 por ciento de las parejas), y recordatorios telefónicos (22,3 por ciento de las parejas).

   En contraste, no se observaron beneficios significativos en comparación con el estándar de atención en las parejas que recibieron solo los kits de autoevaluación (17,5 por ciento de las parejas) o aquellos en el grupo de lotería (18,6 por ciento de las parejas; este brazo terminó con un análisis provisional). No hubo eventos graves.

   "La distribución secundaria de kits de HIVST, idealmente acompañada por intervenciones que promueven la vinculación oportuna a las cascadas de atención y prevención del VIH, es un enfoque nuevo y prometedor para que los servicios ANC de rutina lleguen a parejas masculinas, intensifiquen la prevención de la transmisión de madre a hijo y contribuyan más ampliamente a objetivos de prevención del VIH a nivel nacional", dicen los autores.