Publicado 16/09/2021 15:30CET

Investigan los factores que podrían determinar mayor riesgo de desarrollar una psicosis de inicio temprano

Archivo - ESQUIZOFRENIA, PSICOSIS, EMOCIONES
Archivo - ESQUIZOFRENIA, PSICOSIS, EMOCIONES - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / SIPHOTOGRAPHY - Archivo

MADRID, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de investigadores españoles del Cibersam han analizado factores presentes en etapas tempranas de la vida que pudieran ayudar a predecir qué pacientes tendrían una mayor probabilidad de tener un primer episodio psicótico antes de llegar a la vida adulta.

El trastorno psicótico es una enfermedad compleja y que puede tener consecuencias graves, provocando una alteración en la funcionalidad de las personas. Cuando el inicio del trastorno se sitúa antes de los 18 años, se conoce como psicosis de inicio temprano. Comparada con la psicosis de inicio después de la mayoría de edad, la forma temprana afecta de forma más importante a la vida de estos pacientes.

En el estudio, que se ha publicado en 'The Journal of Clinical Psychiatry' y e coordinado por las investigadores del CIBERSAM en el H. Clínic María Inmacul ada Baeza, Josefina Castro-Fornieles y Miquel Bernardo, además de otros grupos CIBERSAM, se incluyeron en el estudio pacientes entre 7 y 35 años de edad, que fueron evaluados en distintos centros españoles entre 2009 y 2011.

Los investigadores obtuvieron información respecto a numerosos aspectos de la vida de los pacientes, incluyendo los antecedentes familiares y personales psiquiátricos y las complicaciones durante el embarazo y parto. También se realizaron medidas de estimación del cociente intelectual previo al desarrollo del trastorno.

Se incluyeron 224 pacientes con un primer episodio psicótico de inicio adulto con una media de 25 años de edad y 54 con un primer episodio psicótico de inicio temprano de 16 años de media, 65,6 por ciento varones.

Entre los pacientes menores de edad y los adultos se observaron 3 diferencias que ayudaban a predecir un inicio más temprano de la psicosis, que fueron: complicaciones durante el embarazo o el parto; cualquier tipo de diagnóstico psiquiátrico realizado durante la infancia o la adolescencia, y una medida del cociente intelectual previo en el rango bajo de la normalidad.

"Como cada uno de estos 3 factores aumenta la probabilidad de iniciar un primer episodio psicótico a una edad más temprana, es importante que los clínicos puedan tenerlos en cuenta para ayudar a identificar a las personas con mayor riesgo de desarrollar una psicosis de inicio temprano y poder intervenir para prevenir la transición a psicosis en los más jóvenes", concluyen las investigadoras.