Investigan la biopsia de la piel como diagnóstico para el Parkinson

Archivo - Anciano, parkinson, mayores
Archivo - Anciano, parkinson, mayores - ABBVIE - Archivo
Publicado: viernes, 22 marzo 2024 7:41

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

En un artículo publicado en el 'Journal of the American Medical Association (JAMA)', los neurólogos del Beth Israel Deaconess Medical Center (BIDMC) (Estados Unidos) han demostrado que una simple prueba de biopsia de piel detecta una forma anormal de alfa-sinucleína, el sello patológico de la enfermedad de Parkinson y el subgrupo de trastornos neurodegenerativos conocidos como sinucleinopatías, con altas tasas de positividad.

Los resultados de este estudio histórico patrocinado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) validan este método cutáneo como una herramienta confiable y conveniente para ayudar a los médicos a realizar diagnósticos más precisos para los pacientes y respaldar futuros ensayos clínicos de medicamentos en investigación dirigidos a la alfa-sinucleína.

Las sinucleinopatías incluyen la enfermedad de Parkinson (EP), la demencia con cuerpos de Lewy (DLB), la atrofia multisistémica (MSA) y la insuficiencia autonómica pura (PAF). Si bien las cuatro enfermedades neurodegenerativas progresivas tienen pronósticos diferentes y no responden a las mismas terapias, comparten algunas características clínicas superpuestas, como temblores y cambios cognitivos. Además, todos se caracterizan por la presencia de una proteína anormal presente en las fibras nerviosas de la piel llamada a-sinucleína fosforilada (P-SYN).

En esta investigación, titulada Estudio Synuclein-One, Christopher Gibbons, neurólogo del BIDMC y profesor de neurología en la Facultad de Medicina de Harvard (Estados Unidos) y sus colegas de 30 consultorios de neurología académicos y comunitarios inscribieron a 428 personas, de entre 40 y 99 años, con un diagnóstico clínico de una de las cuatro sinucleinopatías basado en criterios clínicos y confirmado por un panel de expertos o eran sujetos de control sanos sin antecedentes de enfermedad neurodegenerativa. Los participantes se sometieron a tres biopsias de piel de 3 milímetros tomadas del cuello, la rodilla y el tobillo.

"Estos son trastornos sistémicos que impactan profundamente los sistemas nerviosos periférico y central", comenta el autor principal Roy Freeman, director del Centro de Trastornos Nerviosos Autonómicos y Periféricos del BIDMC y profesor de neurología en la Facultad de Medicina de Harvard. "Si bien hemos sido conscientes de la presencia de alfa-sinucleína en los nervios cutáneos durante muchos años, estábamos encantados con la precisión de esta prueba de diagnóstico".

Entre los participantes con EP clínicamente confirmada, el 93 por ciento demostró una biopsia de piel positiva para P-SYN. Los participantes con DLB y MSA dieron positivo en un 96 por ciento y un 98 por ciento, respectivamente. El cien por ciento de los participantes con FAP dieron positivo para la proteína anormal. Entre los controles, poco más del 3 por ciento dieron positivo para P-SYN, una tasa de error que los autores sospechan puede indicar que algunos de los controles sanos están en riesgo de sufrir una sinucleinopatía. "La enfermedad de Parkinson y su subgrupo de enfermedades neurodegenerativas progresivas muestran una progresión gradual, pero la alfa-sinucleína está presente en la piel incluso en las primeras etapas", señala Freeman.

Los autores anticipan que esta investigación contribuirá a acelerar el desarrollo de fármacos para las sinucleinopatías. "Inscribir a los pacientes adecuados en ensayos clínicos para estas enfermedades complejas es de suma importancia", afirma Freeman. "Identificar el biomarcador relevante en un paciente y rastrearlo durante el transcurso de un ensayo clínico es un componente esencial del desarrollo de fármacos en el campo de la neurodegeneración".

Contador