Publicado 18/04/2022 12:44

Investigadores suecos allanan el camino para encontrar terapias más eficaces para la enfermedad inflamatoria intestinal

Archivo - Enfermedad inflamatoria intestinal
Archivo - Enfermedad inflamatoria intestinal - THARAKORN/ ISTOCK - Archivo

MADRID, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de investigación del Instituto Karolinska, en Suecia, ha analizado cómo ciertas células inmunitarias conocidas como células linfoides innatas (ILC) se convierten en células maduras que desempeñan un papel en la enfermedad inflamatoria intestinal (EII).

Los hallazgos podrían allanar el camino para tratamientos más efectivos contra la EII, una enfermedad que causa un sufrimiento considerable y que está relacionada con un mayor riesgo de cáncer colorrectal.

Las ILC son linfocitos, una familia de células inmunitarias, que se encuentran en la mucosa donde forman parte del sistema inmunitario y mantienen la función tisular, como la producción de mucosa. Investigaciones anteriores han demostrado que las ILC cambian de función durante la inflamación, lo que las convierte en un objetivo prometedor para el tratamiento de la EII.

En el estudio, publicado en la revista 'Science Immunology', los investigadores aislaron las CLI de las amígdalas y el tejido intestinal de pacientes que se habían sometido a cirugía de resección o examen endoscópico. Un total de 48 pacientes participaron en el estudio, 31 de los cuales tenían EII. A continuación, las ILC se examinaron en detalle, tanto inmediatamente después del aislamiento como después del cultivo celular.

Los resultados muestran que un subgrupo de CLI constituyen un estadio previo a las CLI maduras y se acumulan en la mucosa intestinal de pacientes con EII. Los factores en el entorno intestinal pueden influir en el metabolismo de las CLI inmaduras, estimular una mayor división celular y la producción de citocinas, incluida la IL-22, que ayuda a proteger el tejido intestinal.

"La función de los ILC cambia durante la inflamación y, por lo tanto, los ILC representan un objetivo terapéutico prometedor para afecciones como la enfermedad inflamatoria intestinal. La comprensión de cómo estas células se desarrollan de células inmaduras a células maduras en el tejido nos ayuda a comprender cómo influyen en la función del tejido o la inflamación en la mucosa y cómo pueden manipularse con fines terapéuticos", han dicho los expertos.

El grupo de investigación ahora espera estudiar si la presencia y las propiedades de las CLI intestinales inmaduras pueden predecir las respuestas a los medicamentos, en particular a los que contienen los principios activos ustekinumab, infliximab y tofacitinib, que actualmente se usan para tratar la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, dos de los EII más comunes.