Publicado 11/04/2022 17:16

Investigadores simulan la digestión humana de microplásticos para evaluar su peligrosidad

Investigadores del grupo de investigación en Análisis por Inyección en Flujo y Análisis de Trazas (FI-TRACE)
Investigadores del grupo de investigación en Análisis por Inyección en Flujo y Análisis de Trazas (FI-TRACE) - UIB

PALMA, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universitat de les Illes Balears (UIB) han simulado la digestión humana de microplásticos para evaluar su peligrosidad.

Según ha informado la UIB en nota de prensa, los investigadores del grupo de investigación en Análisis por Inyección en Flujo y Análisis de Trazas (FI-TRACE) de la Universidad balear han simulado el proceso de digestión gastrointestinal humano de microplásticos con el objetivo de evaluar su posible toxicidad. Los resultados de la investigación se han recogido en dos artículos publicados recientemente en las revistas científicas Science of the Total Environment y Analyst.

En el primero de los dos artículos, elaborado en colaboración con investigadores de la Universidad de Santiago de Compostela, los investigadores de la UIB han evaluado el riesgo que supone para la salud la ingesta accidental de microplásticos de polietileno y cloruro de polivinilo (y sus aditivos químicos).

La investigación ha simulado la digestión gastrointestinal humana de microplásticos mediante métodos in vitro. El proceso se ha hecho utilizando las enzimas, pH y otros compuestos típicos de la saliva, jugo gástrico, jugo intestinal del intestino delgado y bilis humanos para evaluar la lixiviación --esto quiere decir, la solubilidad y, en consecuencia, la bioaccesibilidad oral-- de ftalatos y bisfenol A utilizados como aditivos en plásticos, en condiciones de ayuno y con alimentos, a partir de la que se puede discernir la posible toxicidad química derivada de microplásticos.

Mientras, en el segundo artículo, elaborado en colaboración con investigadores de la Universidad de La Laguna (Tenerife) y de las universidades de Valencia y de la República (Montevideo, Uruguay), los investigadores de la UIB han miniaturizado y automatizado el proceso para estudiar las cinéticas de bioaccesibilidad, es decir, identificar el tiempo necesario para que los contaminantes sean disueltos (extraídos) desde los microplásticos en los jugos gastrointestinales humanos.

En resumen, cuanto más bioaccesible sea un aditivo en condiciones de digestión gastrointestinal humano, mayor probabilidad hay de que pueda ser biodisponible, entrar en el torrente sanguíneo, y conducir una respuesta tóxica para el ser vivo.