Publicado 06/06/2022 12:57

Investigadores identifican un gen clave para la respuesta inmunitaria

Archivo - Macrófago en acción atacando bacterias
Archivo - Macrófago en acción atacando bacterias - CNB-CSIC - Archivo

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Cedars-Sinaí Medical Center (Estados Unidos) han identificado un gen que desempeña un papel esencial en el sistema inmunitario humano innato.

Los hallazgos, publicados en la revista científica 'Nature Immunology', apuntan que este gen, el NLRP11, ayuda a activar la respuesta inflamatoria que indica a los glóbulos blancos del cuerpo que deben pasar al ataque contra una presencia extraña.

"La inflamación crónica es una causa subyacente de innumerables enfermedades humanas. Si se estudian los mecanismos moleculares implicados en cómo se produce la inflamación y cómo se regula, se encuentra algo que puede aplicarse de forma muy amplia", afirma el doctor Christian Stehlik, coautor del estudio y director de Investigación Patológica del Cedars-Sinai.

Cuando el sistema inmunitario detecta la presencia de una bacteria, un virus, una toxina u otro elemento extraño en el organismo, envía glóbulos blancos para que rodeen la sustancia no deseada y liberen sustancias químicas para atacarla.

Esta respuesta da lugar a inflamación, que provoca enrojecimiento, dolor, calor e hinchazón en la zona afectada mientras el cuerpo se cura. A veces, esta respuesta defensiva se prolonga más de lo debido, dando lugar a una inflamación crónica. O bien, el sistema inmunitario puede atacar por error a las células sanas, dando lugar a una enfermedad autoinmune.

"La inflamación aguda es necesaria y beneficiosa para erradicar la infección e iniciar la cicatrización de las heridas. Sin embargo, la inflamación crónica e incontrolada a largo plazo es perjudicial y puede dañar los órganos y tejidos del cuerpo", detalla la doctora Andrea Dorfleutner, coautora del estudio y profesora asociada de los departamentos de Patología Académica y Ciencias Biomédicas del Cedars-Sinaí.

La clave para controlar la respuesta inflamatoria y prevenir la inflamación crónica puede estar en poder influir en la expresión del gen NLRP11.

Los investigadores utilizaron el sistema de edición de genes CRISPR/Cas9 para eliminar genes o introducir mutaciones genéticas en los glóbulos blancos humanos llamados macrófagos. Observaron que cuando eliminaban el NLRP11, se impedía que un sensor del sistema inmunitario llamado inflammasoma NLRP3 se activara y lanzara la respuesta inflamatoria.

Cuando los investigadores restauraron el gen NLRP11, el inflamasoma NLRP3 envió sus señales de ataque, lo que desencadenó el típico proceso inflamatorio. Los investigadores decidieron centrarse en este gen en particular porque no se expresa en los ratones, lo que les llevó a plantear la hipótesis de que formaba parte del complejo sistema inmunitario que existe en los humanos.

"Ahora que conocemos mejor los mecanismos que subyacen a la inflamación, podemos idear estrategias completamente nuevas para combatirla, algo que no era posible hasta ahora", remacha Dorfleutner.

Contador