Publicado 01/02/2021 07:09CET

Los investigadores exploran un nuevo territorio en el tratamiento del cáncer de pulmón durante la pandemia

Cáncer de pulmón
Cáncer de pulmón - ATS - Archivo

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

La comunidad de investigación del cáncer de pulmón, reunida virtualmente en la Conferencia Mundial IASLC 2020 sobre Cáncer de Pulmón, que se celebra en Singapur, ha ofrecido una rueda de para compartir una serie de hallazgos de investigación que examinan la intersección de COVID-19 y el cáncer de pulmón, en la que investigadores de varios países han examinado la conexión entre el cáncer de pulmón y COVID-19.

Hace once meses, el 27 de febrero de 2020, la revista insignia de la Asociación Internacional para el Estudio del Cáncer de Pulmón, el 'Journal of Thoracic Oncology', publicó un estudio de caso que describió a dos pacientes de Wuhan, en China, que se habían se sometieron a lobectomías pulmonares por adenocarcinoma y a los que se descubrió retrospectivamente que tenían COVID-19 en el momento de la cirugía.

La defensora de pacientes y sobreviviente de cáncer de pulmón, Ivy Elkins, cofundadora de EGFR Resisters y miembro del grupo editorial de IASLC Lung Cancer News (ILCN), fue coautora de un artículo para ILCN que informó de que los pacientes negros, los pueblos indígenas, los pacientes de ascendencia isleña del Pacífico y los pacientes hispanos tienen 3,7, 3,5, 3,1 y 2,8 veces, respectivamente, más como sucumbir a COVID-19, que los pacientes blancos.

Estas disparidades no se pueden explicar solo por las diferencias en los ingresos. Por lo tanto, apunta que es muy probable que la pandemia solo exacerbe las brechas en la atención médica del cáncer de pulmón en estos comunidades desfavorecidas.

El miedo a contraer COVID-19 entre los pacientes con cáncer de pulmón es palpable, y tres nuevos estudios de investigación presentados este viernes subrayan lo vulnerables que se sienten los pacientes con cáncer de pulmón al hacer frente a la pandemia.

El doctor Domenico Galetta, de la Unidad de Oncología Torácica Médica del Instituto de Oncología IRCCS de Bari, en Italia, examinó a 176 pacientes con cáncer de pulmón y de mama, así como con linfoma, en busca de signos de angustia psicológica y descubrió que alrededor de una cuarta parte de ellos informan síntomas graves de Trastornos de estrés postraumático (PTDS) con mujeres presentando niveles más altos en comparación con los hombres.

"Los pacientes con cáncer de pulmón tienen una mayor angustia en comparación con los otros grupos. Esta condición corre el riesgo de ser pasada por alto por preocupaciones clínicas, así que subrayamos la importancia en nuestro resumen de poner aún más atención en las necesidades psicológicas de los pacientes", informa.

Otro estudio realizado por la Fundación LUNGevity con sede en Chicago se hizo eco de los hallazgos del doctor Galetta. El grupo encuestó a 302 pacientes con cáncer de pulmón sobre la ansiedad con respecto al acceso a la atención del cáncer de pulmón, la preparación del paciente para navegar la atención y las necesidades de información.

En general, al 96% de los encuestados les preocupaba que la pandemia afectara su atención del cáncer, y el 46% informó una interrupción en la atención del cáncer de pulmón, incluida la imposibilidad de ver a su médico. Otro 18% dijo que experimentó una mayor dificultad para recibir la atención adecuada, y el 45% de los encuestados se preocupa por acceder a la atención después de una pandemia.

"Nuestro estudio revela que los pacientes con cáncer de pulmón continúan sintiéndose vulnerables y mal equipados para navegar la atención del cáncer después de refugiarse en el lugar. De hecho, los factores específicos del paciente (estado del tratamiento) y el número de casos de COVID-19 locales son predictores importantes de las preocupaciones de los pacientes. El acceso a la atención médica debe tenerse en cuenta tanto durante las discusiones entre el médico y el paciente como durante la planificación de la atención del cáncer de pulmón a nivel de sistemas", según Jessica Selig, de la LUNGevity Foundation.

En un momento en el que los pacientes necesitan más servicios de apoyo, incluido el apoyo de salud mental, las organizaciones que brindan estos servicios informan que sus recursos se han visto afectados negativamente durante la pandemia.

La Global Lung Cancer Coalition (GLCC), una asociación de 40 organizaciones de pacientes en 29 países dedicada a mejorar los resultados de los pacientes con cáncer de pulmón, realizó una encuesta a sus miembros y encontró que el 64% recibe más solicitudes de pacientes con cáncer de pulmón en comparación con antes de la pandemia, pero el 67% había cerrado o suspendido servicios como grupos de apoyo y seminarios.

"Las organizaciones de apoyo y defensa de los pacientes están brindando más apoyo a los pacientes durante la pandemia. Sin embargo, muchas organizaciones han visto una disminución en los fondos, lo que dificulta continuar o aumentar los programas de apoyo. Las organizaciones de pacientes necesitan apoyo financiero urgente para el aumento de las necesidades de los pacientes y, para algunos, para sobrevivir", advierte el doctor Matthew Peters, del Concord Hospital, en Australia.

Por otra parte, un estudio realizado por un grupo liderado por la doctora Roxana Reyes, del ?G?rupo de Oncología Torácica del Hospital Clínic de Barcelona, recogió datos de nuevos casos de cáncer de pulmón diagnosticados en dos periodos, durante el COVID y el mismo periodo de 2019, y encontró una disminución de la incidencia en un 38% durante COVID.

De ellos, los investigadores encontraron que en el grupo de NSCLC había más enfermedad sintomática y grave en el momento del diagnóstico en comparación con 2019, con peores resultados. "Durante el COVID, el número de casos nuevos diagnosticados disminuyó en un 38%, en comparación con el período anterior al COVID --ha informado la doctora Reyes--. Entre los hospitalizados, la mortalidad durante la hospitalización fue del 44% frente al 17% antes de COVID".

El estudio TERAVOLT revela tasas de mortalidad de COVID-19 persistentemente altas entre pacientes con neoplasias malignas torácicas, pero sin diferencias significativas según la raza o el origen étnico. Datos previos sobre pacientes con neoplasias malignas torácicas que desarrollan COVID-19 han sugerido una tasa de mortalidad más alta en comparación con la población general y con otros tipos de cáncer, particularmente en pacientes de 65 años o más o aquellos pacientes que padecen una enfermedad activa o progresiva. Esto subraya la importancia de la vacuna COVID-19 en esta población vulnerable de pacientes, cuando esté disponible.

El TERAVOLT, un estudio observacional internacional multicéntrico compuesto por un componente transversal y un componente de cohorte longitudinal que examinó a más de 1.000 pacientes con cáncer de pulmón y COVID-19, encontró que la mortalidad general sigue siendo alta y los hombres tienen una hospitalización significativamente mayor y unas tasas de mortalidad en comparación con las mujeres. Los investigadores no encontraron diferencias significativas en la mortalidad relacionada con COVID-19 entre diferentes grupos raciales o étnicos, según el doctor Umit Tapan, del Boston Medical Center en Boston.

Para leer más