Actualizado 04/10/2011 18:59:07 +00:00 CET

Investigadores españoles trabajan en un 'kit' de diagnóstico contra las metástasis del cáncer de mama

MADRID, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

El investigador de la Institució Catalana de Recerca i Estudis Avançats (ICREA) Roger Gomis ha creado con el respaldo del Institut de Recerca Biomédica (IRB) de Barcelona la 'spin off' Supragen, una empresa biotecnológica a través de la que desarrollará un 'kit' de diagnóstico y nuevas terapias contra las metástasis del cáncer de mama.

La empresa, inscrita en Barcelona, cuenta con las aportaciones de capital base de los socios fundadores y está en fase de cerrar a medidados de octubre la primera ronda de captación de capital riesgo.

Además, según sus creadores, Supragen nace de la investigación del equipo de Gomis en el Laboratorio de Control de Crecimiento y Metástasis del Cáncer del IRB Barcelona.

"Desarrollará dos oportunidades de mercado en paralelo", ha explicado al Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC) este experto, que junto a su equipo ha identificado recientemente un gen que tiene capacidad para predecir el riesgo de metástasis de cáncer de mama a hueso.

De este modo, por un lado generará una serie de herramientas para diagnosticar a los pacientes que tienen riesgo elevado de sufrir metástasis de cáncer de mama a hueso (la más habitual para este tipo de cáncer), lo que permitirá diseñar o adecuar las terapias existentes en relación al riesgo de cada paciente y, en consecuencia, mejorar su calidad de vida.

Por otro lado, desarrollará nuevas moléculas terapéuticas contra el gen ya que su actividad es necesaria para que haya metástasis a hueso, lo que lo convierte en un "excelente candidato" para dirigir inhibidores.

Esta es la tercera empresa biotecnológica surgida de los laboratorios del IRB Barcelona. La transferencia de tecnología y la generación de riqueza y bienestar es una de les misiones del centro y una responsabilidad de los investigadores hacia la sociedad, según establecen los estatutos del centro.

La jefa de transferencia de tecnología del IRB Barcelona, Cristina Horcajada, ha explicado que "esta es una muestra de cómo la investigación de frontera puede llegar a mejorar la vida de los pacientes y crear riqueza económica para la sociedad; es obligación de los centros ayudar a los investigadores a crear valor económico fruto de la ciencia que desarrollan".