Investigadores españoles identifican el riesgo de sufrir fracaso renal agudo

Actualizado 15/06/2011 13:17:09 CET
Marcador Urinario Para Identificar El Riesgo De Sufrir Fracaso Renal Agudo.
CEDIDA

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de investigadores españoles han identificado, por primera vez en el mundo, el riesgo y la causa concreta subyacente de sufrir fracaso renal agudo. El hallazgo, que se publica en 'Kidney International', permitirá prevenir la aparición del fracaso renal agudo, así como reajustar los fármacos utilizados para tratar otras patologías, teniendo en cuenta estos resultados.

En concreto, los investigadores de la Red de Investigación Renal (REDinREN) del Instituto de Salud Carlos III y del Instituto Biosanitario de Salamanca (IBSAL), coordinados por Francisco López Fernández y José Miguel López Novoa, han desarrollado dos nuevos marcadores que permitirán identificar a individuos con elevado riesgo de sufrir un fracaso renal agudo antes de que éste se produzca.

Para hallarlos, se han empleado técnicas de proteómica diferencial sobre la orina de animales en modelos experimentales de fracaso renal agudo y, posteriormente, los resultados se han confirmado en la orina de los pacientes.

Asimismo, estos investigadores han desarrollado nuevos marcadores para el diagnóstico diferencial de la nefrotoxicidad. De este modo, ahora es posible discernir la causa de la lesión renal en pacientes sometidos a múltiples causas potenciales.

Este diagnóstico diferencial antes era impensable, por ejemplo, en el caso de un paciente polimedicado tratado simultáneamente con dos o más fármacos potencialmente lesivos para sus riñones conocer exactamente el medicamento que le había causado la lesión.

En concreto, con este estudio es posible distinguir la nefrotoxicidad de una familia de fármacos (los antibióticos aminoglucósidos) de la de otra (los antitumorales platinados), y sienta las bases para el desarrollo del diagnóstico específico.

SOBRE EL FRACASO RENAL AGUDO

El fracaso renal agudo es una súbita pérdida de la función renal, horas o pocos días después de una agresión aguda a los riñones. Tiene asociada una mortalidad cercana al 50 por ciento de los casos, que puede ascender hasta el 80 por ciento en pacientes con fallo multiorgánico.

Entre las causas más importantes destaca la nefrotoxicidad provocada por algunas familias de fármacos como ciertos antibióticos o antitumorales, los medios de contraste iodados usados en el diagnóstico radiológico y algunos tóxicos medioambientales como metales pesados presentes en el aire, en el agua y en algunos alimentos.

Hoy en día, la ausencia de medidas terapéuticas eficaces supone la principal barrera para el control de la enfermedad, ya que la diálisis tiene una modesta efectividad en los casos más graves. Ante esta situación y teniendo en cuenta la rapidez de la evolución, un hallazgo de este tipo abre la puerta a la prevención y el diagnóstico precoz y, por tanto, a una posible reducción del número de casos.