Publicado 19/05/2021 12:01CET

Investigadores españoles demuestran que los pacientes con cáncer tienen mayor riesgo de COVID-19 grave

Archivo - Investigación y ciencia. Covid-19
Archivo - Investigación y ciencia. Covid-19 - CLAUDIOVENTRELLA/ISTOCK - Archivo

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

Investigadores españoles pertenecientes al Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP) han confirmado que los pacientes con cáncer tienen un mayor riesgo de padecer la COVID-19 de forma grave que la población general.

Este grupo de investigación ha analizado en su estudio GRAVID un total de 447 casos de pacientes con cáncer de pulmón diagnosticados con coronavirus durante la primera ola en España en 65 centros hospitalarios de toda España. Se trata de uno de los estudios con mayor número de casos incluidos a nivel mundial. El estudio ha sido publicado por la 'Revista Lung Cancer'.

"Los resultados de este estudio son importantes porque confirman lo que sospechábamos, que los pacientes con cáncer, especialmente de pulmón, son más vulnerables a esta patología. Además, se trata de uno de los estudios mundiales que mayor número de pacientes ha analizado", explica el presidente del GECP, el doctor Mariano Provencio.

Según este estudio, los pacientes con cáncer tienen un mayor riesgo de desarrollar la COVID-19 de forma más grave. Además, los pacientes con enfermedad avanzada, el sistema inmunitario debilitado y LDH alto tuvieron más riesgo de muerte.

Del total de pacientes analizados, un 78 por ciento fueron hospitalizados, un 2 por ciento ingresaron en UCI y un 33 por ciento fallecieron. La mortalidad fue mayor en los pacientes que en el momento de la hospitalización recibieron corticosteroides para tratar el virus. La gravedad de COVID-19 se correlacionó con una mayor mortalidad, ingresos en la UCI y tasas de ventilación mecánica.

La mayoría de los pacientes incluidos en este registro fueron hombres (74,3 por ciento) y fumadores o exfumadores (85,7 por ciento). El cáncer de pulmón de célula no pequeña fue el tipo de cáncer más frecuente (84,5 por ciento), principalmente como adenocarcinoma (51,0 por ciento) y enfermedad con metástasis e inoperable (79,2 por ciento).

Por otra parte, casi el 60 por ciento de los pacientes estaban recibiendo tratamiento contra el cáncer, principalmente quimioterapia o inmunoterapia de primera línea. "En este sentido es importante subrayar que la terapia contra el cáncer no se asoció con un mayor riesgo de hospitalización o muerte. Esto significaría que la administración de la quimioterapia o inmunoterapia en un contexto de pandemia no debe soslayarse", apunta Provencio.

Con los datos de este estudio, desde el GECP se insta a una especial protección de los pacientes con cáncer de pulmón frente a la COVID-19. "Sin dejar de administrar el tratamiento, debe minimizarse el riesgo de exposición de estos pacientes al virus, adaptando los protocolos sanitarios o terapéuticos en cada caso", detalla Provencio.

A la luz de los datos de este estudio, desde el GECP también se destaca que, sin otros factores de riesgo, no debe evitarse la administración de quimio e inmunoterapia puesto que no está asociada con un empeoramiento de la patología.

Insisten, además, que los pacientes con cáncer de pulmón deben tener el mismo acceso a UCI que la población general puesto que las expectativas son similares. Por último, los factores de riesgo mencionados (enfermedad avanzada y niveles altos de LDH) deben orientar a los especialistas a un tratamiento de soporte más rápido y probablemente a un acceso a UCI de forma precoz.

Para leer más