Investigadores españoles atribuyen nuevas funciones al "mal llamado" ADN basura

Actualizado 09/02/2011 19:11:25 CET

MADRID, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los investigadores de la Universidad de Extremadura Lluís Montoliu y Pedro Fernández-Salguero han descubierto nuevas funciones del, a su juicio, "mal llamado" ADN basura, una enorme cantidad de ADN hallado en el genoma humano que, al descubrirse que no producía proteínas rápidamente se pensó que no servía para nada.

Actualmente, los científicos han identificado que algunas de estas secuencias de ADN son "relevantes" para la función normal del genoma e incluso, frecuentemente están asociados a patologías cuando dejan de funcionar correctamente, según comenta Montoliu.

Concretamente, la investigación ha estudiado unas secuencias, conocidas como retrotransposones, que se repiten más de 14.000 veces a lo largo de todo el genoma del ratón. Resultan ser unos sitios donde se unen diversas proteínas que controlan cuándo se copian los genes a ARN mensajero, el paso previo a que se produzca la proteína que codifica dicho gen.

De este modo, han comprobado que, a través de este sistema, contribuyen a la organización del genoma. De hecho, lo que hacen estas secuencias es que los genes que se encuentran juntos puedan copiarse en condiciones y tejidos diferentes, sin que uno interfiera en la función del otro.

Este estudio refuerza las conclusiones de un trabajo pionero, publicado en 2007 y que contó también con participación del laboratorio de Montoliu, en el que se describía por vez primera la actividad aisladora genómica asociada a elementos repetitivos, retrotransposones, de otra familia distinta.

Esta fructífera colaboración entre varios equipos españoles y extranjeros ha permitido analizar la función de estos elementos, empleando para ello una gran variedad de métodos, "originales e innovadores".

Según explican sus responsables, estas técnicas van desde la bioinformática y las técnicas de bioquímica y biología molecular más avanzadas, hasta el uso de células en cultivo y a la aplicación singular de peces zebra.