Investigadores encuentran una nueva función de una célula implicada en la muerte celular

Célula de un ratón
JOHN DOWLING, JEFFERSON
Publicado 11/02/2019 17:32:47CET

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

La muerte celular es vital para la salud. Sin ella, podríamos desarrollar enfermedades autoinmunes o cánceres. Pero la decisión de una célula de autodestruirse está estrictamente regulada, de modo que solo sirve para servir los mejores intereses del cuerpo. Ahora, investigadores de la Universidad de Jefferson (Estados Unidos) han descubierto un nuevo papel para de una molécula implicada en este mecanismo que se considera prescindible.

Hace años, los investigadores en el campo descubrieron receptores en las superficies de las células que llamaban 'receptores de la muerte'. Estas moléculas envian a la célula a una cascada de reacciones celulares que terminaron en la muerte. Poco después, se descubrieron tres moléculas que contenían 'dominios de muerte', áreas de la molécula que interactuaban directamente con los receptores de muerte y ayudaban a transmitir el mensaje. Estas moléculas demostraron ser tan esenciales que, sin ellas, los ratones que carecen de estas moléculas murieron jóvenes.

De las tres principales moléculas transmisoras de la muerte, 'RIPK1', 'FADD' y 'TRADD', parecía que la 'TRADD' era menos esencial. Sin 'FADD', los ratones murieron en el útero. Sin 'RIPK1', poco antes o después del nacimiento. Sin 'TRADD', parecían no tener ningún problema. 'TRADD' estaba claramente relacionada con vías de muerte celular, pero su propósito principal no estaba claro.

A través de este nuevo trabajo, ha quedado claro que los roles de estas moléculas no eran simplemente activar la señal de muerte. Más bien, en ciertas combinaciones, podrían proteger una célula de la muerte, en lugar de estimular el suicidio. 'TRADD' cumple una doble función. En las células que carecen de 'RIPK1', tener dos copias del gen 'TRADD' o ninguna de ellas daría como resultado la muerte celular. Por otro lado, cuando solo una copia de 'TRADD' estaba presente en las células que carecían de 'RIPK1', las células tendían a apagar la señal de muerte y promover la supervivencia celular.

"El trabajo arroja nueva luz sobre la regulación de la muerte celular y la supervivencia. En ciertos contextos, como en las células que tienen una expresión naturalmente baja de 'RIPK1', la 'TRADD' podría provocar la muerte o promover la supervivencia", explican los investigadores en un artículo en la revista 'Nature Communications'.

Contador