Investigadores de EE.UU. descubren cómo se alimenta el cáncer de páncreas agresivo

Publicado 27/09/2019 18:37:26CET
HE PANCREATIC CANCER DISCOVERY REPRESENTS THE FULFILLMENT OF YEARS OF WORK FOR DAVID KASHATUS, WHO FIRST PROPOSED THE RESEARCH PROJECT WHILE INTERVIEWING AT UVA IN 2012.
HE PANCREATIC CANCER DISCOVERY REPRESENTS THE FULFILLMENT OF YEARS OF WORK FOR DAVID KASHATUS, WHO FIRST PROPOSED THE RESEARCH PROJECT WHILE INTERVIEWING AT UVA IN 2012.DAN ADDISON | UVA

MADRID, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Virginia (Estados Unidos) han descubierto, en un trabajo publicado en la revista 'Cell Reports', cómo se alimenta el cáncer de páncreas agresivo, lo que puede ayudar a conocer los motivos por los que los tratamientos funcionan y fracasan.

"Estamos tratando de entender la biología del cáncer para que los científicos responsables del desarrollo de medicamentos puedan estar más informados a la hora de combatir la enfermedad. Cualquier progreso que podamos hacer, sin importar lo pequeño que sea, supondrá una mejora respecto a lo que tenemos ahora", han dicho los científicos.

Los científicos han observado previamente cambios extraños en la forma de las mitocondrias, las potencias de las células, en los cánceres provocados por mutaciones en el gen RAS. Kashatus quería entender qué estaba ocurriendo y cómo afectaba el crecimiento del cáncer de páncreas.

En este sentido, los expertos descubrieron que cuando el gen RAS mutado se activa, hace que las mitocondrias se fragmenten. Esta fragmentación respalda los primeros cambios hacia el nuevo proceso de alimentación del cáncer.

"Esto fue bastante sorprendente, porque de repente las mitocondrias estaban jugando un papel muy inusual. Su división en realidad estaba ayudando al cáncer a establecerse", han dicho los expertos, para comentar que este proceso "podría ser una debilidad para el cáncer que los médicos podrían explotar para ayudar a los pacientes".

Y es que, han descubierto que bloquear la división mitocondrial en las muestras tumorales impedía en gran medida el crecimiento de los tumores. Y cuando crecieron, las células cancerosas perdieron gradualmente la función mitocondrial. Esto fue malo para el cáncer, y la pérdida de mitocondrias representa otra debilidad que los médicos podrían explotar.

"Esta fragmentación mitocondrial realmente juega dos roles distintos: por un lado, promueve este cambio en el metabolismo. Pero también promueve la salud mitocondrial. Estas dos cosas se combinan para impulsar el proceso de crecimiento del tumor pancreático. Creo que esto es algo que podría ser terapéuticamente valioso. Pero también nos enseña sobre el crecimiento del tumor pancreático en general", han detallado los expertos.

Contador

Para leer más