Investigadores descubren una posible vacuna contra la mayoría de cepas del estreptococo

Publicado 27/05/2019 17:59:51CET
IIS LA FE - Archivo

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Instituto Wellcome Sanger, la Universidad de Cambridge, el Instituto Peter Doherty para la Infección e Inmunidad (Instituto Doherty) en Australia y la Universidad de Queensland, Australia han identificado una posible vacuna contra la mayoría de cepas del estreptococo.

Publicado en 'Nature Genetics', el proyecto, que ha durado 10 años, ha encontrado que había algunas dianas moleculares presentes en cepas bacterianas de los 20 países, incluidos el Reino Unido, Australia y la India, que apuntan a la posibilidad de desarrollar una vacuna global eficaz contra el estreptococo A.

Las bacterias estreptococos del grupo A , comúnmente conocidas como estreptococo A, son una de las 10 causas principales de muerte por enfermedades infecciosas en todo el mundo. Se estima que causa más de medio millón de muertes por año, principalmente en regiones del mundo de bajos ingresos.

Asimismo, puede causar muchas infecciones diferentes, desde la faringitis estreptocócica, que se observa ampliamente en el mundo desarrollado, hasta la fiebre escarlata y la enfermedad cardíaca reumática, que están constantemente presentes y se consideran endémicas en las áreas de bajos ingresos del mundo.

Aún no existe una vacuna eficaz para la estreptococo A, y la búsqueda de una vacuna se ve obstaculizada por la variedad de cepas de estreptococo A. Hasta ahora, la mayor parte de la información proviene de áreas de altos ingresos como el Reino Unido y Estados Unidos, si bien se sabe muy poco acerca de la estreptococo A en las áreas de bajos ingresos del mundo donde causa más problemas. Esto significa que las vacunas candidatas actuales pueden no ser efectivas en todas las áreas.

Para remediar esto, los investigadores recolectaron más de 2.000 muestras de estreptococo A de 22 países de todo el mundo, incluidos países de África y el Pacífico, Nueva Zelanda y comunidades aborígenes australianas. Al secuenciar y analizar el ADN de cada muestra, pudieron determinar los genes presentes en cada cepa y ver la variedad de cepas en todo el mundo.

El proyecto descubrió que las principales vacunas actuales contra el estreptococo A tendrían una cobertura limitada en las áreas de bajos ingresos donde Strep A es endémica y la vacuna es la más necesaria. "Al utilizar la secuenciación genómica a gran escala, identificamos la existencia de más de 290 linajes genéticamente diferentes de estreptococo A clínicamente importante, destacando los desafíos del diseño. Una vacuna global efectiva. Sin embargo, al utilizar todos los datos que recopilamos, redujimos los genes comunes en casi todas las cepas de Strep A a nivel mundial. Este es un gran paso adelante en la identificación de lo que podría funcionar como una vacuna global candidata", han dicho los expertos.