Publicado 10/02/2020 16:33:29CET

Investigadores describen cómo las células madre se convierten en precursoras de óvulos y espermatozoides

Células madre pluripotentes humanas (azul) convirtiéndose en células germinales humanas (rosa y blanco).
Células madre pluripotentes humanas (azul) convirtiéndose en células germinales humanas (rosa y blanco). - BROAD STEM CELL RESEARCH CENTER

MADRID, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de California en Los Angeles (Estados Unidos) ha descrito la forma en que las células madre se convierten en células germinales, los precursores de los óvulos y los espermatozoides. Así, este trabajo, publicado en la revista 'Cell Reports', podría ayudar a preparar el camino para generar células de óvulos y espermatozoides en el laboratorio contra la infertilidad.

"Lo que queremos hacer es utilizar las células madre para poder generar células germinales fuera del cuerpo humano para poder superar este tipo de infertilidad", explica la autora principal del trabajo, Amander Clark. Muchas formas de infertilidad pueden tratarse mediante procedimientos que unen el óvulo y el espermatozoide fuera del cuerpo, como la fertilización 'in vitro' y la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI). Pero para las personas que no producen óvulos o espermatozoides, debido a la quimioterapia, la genética u otras causas, esos tratamientos no son una opción a menos que un donante proporcione los óvulos o espermatozoides.

"Con los óvulos y espermatozoides donados, el niño no está genéticamente relacionado con uno o ambos padres. Para tratar a los pacientes que quieren un niño relacionado genéticamente, necesitamos entender cómo hacer células germinales a partir de células madre, y luego cómo hacer que esas células germinales se conviertan en óvulos o espermatozoides", detalla Clark.

En el desarrollo de embriones masculinos y femeninos, un subconjunto de células madre pluripotentes, que tienen el potencial de convertirse en casi todos los tipos de células del cuerpo, se convierten en células germinales que más tarde generarán óvulos o espermatozoides. Los investigadores demostraron previamente la capacidad de producir células madre pluripotentes inducidas (iPS) a partir de la propia piel o células sanguíneas de una persona.

Clark y sus colegas utilizaron tecnología que les permite medir los genes activos en más de 100.000 células madre embrionarias y células iPS a medida que generaban células germinales. Los experimentos revelaron una detallada línea de tiempo para cuando se forman las células germinales: primero se diferencian de otras células del cuerpo entre 24 y 48 horas después de que las células madre empiezan a diferenciarse en tipos de células que finalmente constituirán todas las células especializadas del cuerpo adulto.

Esta información ayudará a los científicos a centrar sus esfuerzos en ese plazo concreto en futuros estudios, para maximizar el número de células germinales que pueden crear. El estudio también reveló que las células germinales provienen de dos poblaciones diferentes de células madre: las células del amnios, que se encuentran en el fluido y la membrana que rodea al embrión durante el embarazo, así como las células gastrulantes del propio embrión.

Cuando los investigadores compararon las células germinales derivadas de las células madre embrionarias con las derivadas de las células iPS en el laboratorio, encontraron que los patrones por los que se activaban los genes eran casi idénticos. "Esto nos dice que el enfoque que estamos usando para comenzar el proceso de fabricación de células germinales va por buen camino. Ahora estamos listos para dar el siguiente paso de combinar estas células con células de ovarios o testículos", apunta el investigador.

Contador

Para leer más