Investigadores desarrollan un método para diagnosticar la malaria usando una simple hoja de papel

Malaria
TWITTER - Archivo
Publicado 19/02/2019 14:01:25CET

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Glasgow (Escocia), en colaboración con la Universidad Jiao Tong de Shanghai (China) y el Ministerio de Salud de Uganda, han desarrollado un método a través de una simple y económica hoja de papel para detectar la malaria con una sensibilidad del 98 por ciento. Los científicos aseguran que podría ayudar a realizar pruebas de campo asequibles para enfermedades como la malaria en zonas remotas del mundo en desarrollo.

Un problema importante para detener y revertir la propagación de la enfermedad es diagnosticarla en personas que están infectadas pero que no muestran ningún síntoma, un problema que solo puede solucionarse mediante pruebas de campo generalizadas. Sin embargo, las pruebas actuales, que se basan en un proceso conocido como reacción en cadena de la polimerasa (PCR), solo se pueden realizar en condiciones de laboratorio, lo que las hace inadecuadas para su uso en lugares casi inhóspitos.

Ahora, este equipo internacional, cuyo trabajo se ha publicado en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences', ha desarrollado un nuevo enfoque para el diagnóstico que utiliza papel para preparar muestras de pacientes en un tipo diferente de detección, conocido como amplificación isotérmica mediada por bucle (LAMP), que es más portátil y más adecuado para su uso de campo.

El papel se recubre gracias a una impresora con patrones hechos de cera resistente al agua, que luego se derriten en una placa de coacción para unir la cera al papel. La muestra de sagnre del paciente se coloca en la cera. Después, el papel se pliega y tres cámaras pequeñas de LAMP analizan el ADN en busca de evidencia de 'Plasmodium falciparum', la especie parasitaria transmitida por mosquitos que causa la malaria. La prueba se puede completar en menos de 50 minutos.

Los investigadores probaron esta técnica en voluntarios de dos escuelas primarias en los distritos de Mayuge y Apac en Uganda. Tomaron muestras de 67 alumnos y realizaron pruebas de diagnóstico utilizando técnicas de microscopía óptica, el método estándar en estos entornos de bajos recursos, un procedimiento comercial de diagnóstico rápido conocido como prueba de flujo lateral y su enfoque a través de LAMP. También llevaron a cabo PCR en Glasgow, en muestras recolectadas en el campo.

Su enfoque diagnosticó correctamente la malaria en el 98 por ciento de las muestras infectadas que probaron, lo que supone que resulta notablemente más sensible que las pruebas de microscopía y de flujo lateral, que arrojaron 86 y 83 por ciento, respectivamente.