Publicado 31/03/2020 14:23:30 +02:00CET

Investigadores desarrollan una cápsula que envuelve al virus de la gripe y podría prevenir la infección

Sección de un tomograma de virus de la gripe de la cepa utilizada para el estudio.
Sección de un tomograma de virus de la gripe de la cepa utilizada para el estudio. - CNB-CSIC

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo enfoque trae la esperanza de nuevas opciones terapéuticas para suprimir la gripe estacional y la gripe aviar. Sobre la base de una cáscara vacía (y por lo tanto no infecciosa) de un virus fágico, investigadores del Forschungsverbund Berlín han desarrollado una cápsula fágica químicamente modificada que 'sofoca' los virus de la gripe.

Los sitios de unión perfectamente adaptados hacen que los virus de la gripe sean envueltos por las cápsulas fágicas de tal manera que es prácticamente imposible que infecten más tiempo las células pulmonares. Este fenómeno se ha demostrado en ensayos preclínicos, también con tejido pulmonar humano. Los resultados, publicados en la revista 'Nature Nanotechnology', también se están utilizando para la investigación inmediata del coronavirus.

Los virus de la gripe siguen siendo altamente peligrosos: la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que la gripe es responsable de hasta 650.000 muertes al año en todo el mundo. Los medicamentos antivirales actuales solo son parcialmente eficaces porque atacan al virus de la gripe después de que las células pulmonares se hayan infectado. Sería deseable, y mucho más eficaz, prevenir la infección en primer lugar.

Esto es exactamente lo que promete el nuevo enfoque: la cápsula fágica, desarrollada por un equipo multidisciplinario de investigadores, envuelve los virus de la gripe tan perfectamente que ya no pueden infectar las células. "Los ensayos preclínicos muestran que somos capaces de hacer inofensivos tanto los virus de la gripe estacional como los de la gripe aviar con nuestra cápsula fágica químicamente modificada", explica uno de los autores, Christian Hackenberger.

El nuevo inhibidor hace uso de una característica que tienen todos los virus de la gripe: hay receptores trivalentes en la superficie del virus, conocidos como proteína de hemaglutinina, que se adhieren a moléculas de azúcar (ácidos siálicos) en la superficie celular del tejido pulmonar. En caso de infección, los virus se enganchan a su víctima (en este caso, las células pulmonares). El principio básico es que estas interacciones se producen debido a múltiples enlaces, en lugar de un solo enlace.

Para leer más