Publicado 17/02/2021 15:48CET

Investigadores crearán dos herramientas digitales inteligentes para detectar precozmente alteraciones cerebrales

Investigadores crearán dos herramientas digitales inteligentes para detectar precozmente alteraciones cerebrales
Investigadores crearán dos herramientas digitales inteligentes para detectar precozmente alteraciones cerebrales - UPM

MADRID, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de quince instituciones y universidades europeas, entre ellas la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), han puesto en marcha el proyecto 'AI-Mind' que, desde el mes de marzo y durante los próximos 5 años, creará dos nuevas herramientas digitales inteligentes para mejorar la detección de las alteraciones en la conectividad cerebral y la estimación del riesgo de demencia en personas afectadas por deterioro cognitivo leve (DCL), una fase temprana de la enfermedad de Alzheimer.

Financiado por la Unión Europea en el marco del programa 'Horizonte 2020', y con el objetivo de facilitar un cambio de paradigma en la práctica clínica, 'AI-Mind' desarrollará dos nuevas herramientas digitales basadas en inteligencia artificial.

En concreto, el 'AI-Mind Connector' identificará redes cerebrales disfuncionales, y el 'AI-Mind Predictor' evaluará el riesgo de demencia combinando datos proporcionados por el Connector, pruebas cognitivas avanzadas y biomarcadores genéticos. Estas dos herramientas se integrarán en una plataforma de diagnóstico inteligente capaz de identificar tanto las alteraciones de la red cerebral como el riesgo de demencia, creando informes personalizados de pacientes y recomendaciones de intervención.

Gracias a ellas, el tiempo para hacer un diagnóstico, que con las tecnologías actuales puede llevar varios años, podría reducirse a solo una semana. Esto proporciona, tanto a médicos como a pacientes, una valiosa ventana temporal para aplicar intervenciones novedosas y terapias de rehabilitación en las fases más tempranas del curso de la enfermedad.

Con la tecnología disponible actualmente, muchos pacientes reciben su diagnóstico después del inicio de la demencia, cuando ya es posible que no exista la oportunidad de iniciar terapias preventivas. Para las personas con DCL, el riesgo de demencia es casi un 30 por ciento más alto que las personas sin esta dolencia.

Para leer más