Publicado 27/11/2020 17:01CET

Investigadores concluyen que se debe mirar a los jóvenes como parte de la solución ante el COVID19

Manuel Amezcua de la Fundación Index en la inauguración oficial
Manuel Amezcua de la Fundación Index en la inauguración oficial - UCAM

MURCIA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

'Ciudadanos ante la pandemia, la comunidad educativa y la salud' es el título de la V Reunión Interanual de Investigación en Salud Comunitaria, conocida como INVESCOM 2020, en la que investigadores han concluido que "frente a la estigmatización de los jóvenes como peligrosa por sus hábitos y carencia de disciplina social, se han pasado por alto los valores de solidaridad que dieron lugar a soluciones protagonizadas por los más jóvenes en los momentos más duros del confinamiento. Por ello, se propone un abordaje más creativo que mire a los jóvenes no como un problema sino como parte de la solución".

Además, señalan la universidad como "un lugar privilegiado para promover valores, innovaciones docentes en simulación clínicas adaptadas al contexto on line derivado de la pandemia y permitiendo al alumnado actuar en forma de semilleros de investigación o voluntariado".

En este evento participaron investigadores de Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, España, Estados Unidos, México, Noruega, Perú, Portugal, Reino Unido y Venezuela y se presentaron 134 comunicaciones digitales, narrativas, trabajos académicos, videocomunicaciones, póster o comunicaciones orales.

También se revisó la influencia de la pandemia en los programas de vacunas en una mesa con la que colaboraron la Dirección General de Salud Pública de la Región de Murcia y el Colegio de Enfermería.

Se debatió también sobre la figura de la enfermera escolar y cómo la coordinación con los servicios de Atención Primaria se han mostrado la mejor vía para la prevención de casos en centros sociosanitarios como las residencias de mayores.

Además, como conclusión de esta reunión científica se destaca que las necesidades de cuidado de los pacientes requieren nuevas soluciones apoyadas en la relación cercana y de confianza entre las enfermeras y los ciudadanos, aplicándose planes de cuidados negociados que potencien la capacidad de autocuidado, teniendo en cuenta que se ha tomado conciencia con el confinamiento de la importancia del domicilio familiar como generador de salud.