Investigadores de Alicante descubren una nueva patología asociada a una disfunción del útero

Actualizado 02/04/2012 20:47:58 CET
GENERALITAT VALENCIANA

ALICANTE, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche (Alicante) y del Hospital Universitario de Sant Joan d'Alacant han descubierto una nueva patología relacionada con disfunciones en el útero, y que afectaría a mujeres jóvenes, tal y como ha informado en un comunicado la Conselleria de Sanidad este lunes.

Los médicos que han descrito la patología han señalado que se trata de una disfunción del desarrollo del útero o matriz que tiene lugar durante la época embrionaria.

"Es un tipo de anomalía congénita diferente a las conocidas hasta ahora y difícil de detectar si no se piensa en ella, ya que se trata de mujeres que, salvo estas masas, tienen un útero con un funcionamiento normal", ha señalado el catedrático de Obstetricia y Ginecología de la UMH y jefe de Servicio en el Hospital de Sant Joan, Pedro Acién.

Las jóvenes experimentan los síntomas desde las primeras menstruaciones, con dolor o dismenorrea durante todos los días del sangrado y de manera progresiva, hasta el punto de acudir repetidamente a diferentes servicios de urgencias, donde les administran analgésicos, han detallado fuentes de la Conselleria.

Con el citado tratamiento, las jóvenes "mejoran, pero esto se repite en el ciclo siguiente, aún tomando la píldora contraceptiva", ha añadido Acién, quien ha resaltado "las dificultades de diagnóstico que han tenido estas pacientes con anterioridad al hallazgo".

El trabajo, realizado conjuntamente por el área de Obstetricia y Ginecología de la UMH y el servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario Sant Joan d'Alacant, "es pionero a nivel mundial en el descubrimiento de una nueva patología del útero, causante de dismenorrea severa y dolor pélvico recurrente en mujeres jóvenes", han explicado las citadas fuentes.

El equipo que ha logrado estos resultados ha denominado la anomalía como 'Acum', siglas en inglés de 'Masas Uterinas Accesorias Cavitadas' (Accessory and Cavitated Uterine Masses).

"En el reconocimiento ginecológico, los médicos suelen detectar un mioma uterino más bien pequeño y al que no suelen relacionar con el dolor. Sin embargo, tal mioma puede ser confundido con un endometrioma, también conocido como quiste de chocolate", ha asegurado Acién.

A diferencia de los miomas --tumores sólidos e indoloros-- y de los endometriomas --que se asientan en el ovario--, este nódulo recién descubierto o masa cavitada produce dolor, se asienta en el útero, afecta a jóvenes y suele ser único, según las conclusiones de dicho trabajo.

El citado nódulo presenta unas medidas de entre dos y cuatro centímetros y está siempre situado en el músculo uterino, debajo de la inserción de los ligamentos redondos --que ejercen la función de sujeción del útero hacia adelante--.

Del mismo modo, Acién y sus colaboradores han insistido en que debe descartarse, en primer lugar, cualquier otro tipo de malformación uterina, para después contemplar la posibilidad de que se trate de esta patología.

"Debemos alertar a todos los ginecólogos sobre esta anomalía, para que la tengan en cuenta. El conocimiento de su existencia y de los datos para sospecharla, ha hecho que se vean más casos que antes no eran adecuadamente diagnosticados ni tratados, y nos ha hecho pensar en que, posiblemente, no es una afección tan rara como pensábamos en un principio", ha aclarado el catedrático de la UMH.

Así, el descubrimiento "supone ofrecer a estas jóvenes una solución rápida a su problema, que pasa necesariamente por la cirugía", ha continuado.

CIRUGÍA Y EXTIRPACIÓN

El tratamiento planteado para esta disfunción uterina es quirúrgico y consiste en la extirpación de esa masa o nódulo accesorio sin que se afecte al resto del aparato genital femenino --útero, trompas y ovarios--, con el objetivo de preservar su futuro reproductivo.

"La mejoría de estas chicas es inmediata, desapareciendo esos síntomas tan intensos y molestos que tienen durante las menstruaciones y que les han llevado reiteradamente a urgencias, y que, en algunos casos, se haya llegado a practicar histerectomía --extirpación del útero--, por insistencia y petición de la mujer", ha subrayado Acién.

El equipo de especialistas de la UMH y del Hospital de Sant Joan, liderados por el profesor Acién, ha publicado este descubrimiento en las revistas del campo de la medicina reproductiva, 'Obstetrics and Gynecology' y 'Human Reproduction'.

CUATRO CASOS EN 2011

Durante el pasado 2011, los ginecólogos del Hospital de Sant Joan han diagnosticado y tratado cuatro nuevos casos de esta patología. Así, de un total de 33 casos recogidos en la literatura mundial, ocho han sido intervenidos en este centro alicantino.