Las investigaciones del yacimiento de Atapuerca podrían aplicarse para estudiar la sordera

Cráneo y oído
HM HOSPITALES
Publicado 24/01/2019 10:59:09CET

   MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Las investigaciones derivadas del yacimiento de Atapuerca, en relación a la anatomía y fisiología del oído medio e interno y su relación con cómo se originó el lenguaje humano, podrían servir para investigar algunas patologías auditivas actuales como la sordera y provocar su aplicación en la medicina actual.

   Precisamente, bajo esta premisa, HM Hospitales y la Universidad de Alcalá (UAH) han creado la Cátedra de Otoacústica Evolutiva y Paleoantropología mediante un acuerdo marco de colaboración. En ella, se estudiará el resultado de las investigaciones de yacimientos como el de Atapuerca, en el que se constató la evolución del oído humano y su relación directa con la aparición del lenguaje, para verificar su aplicación en la posible práctica médica actual en las patologías del oído.

   La firma de este convenio ha contado con la presencia del paleontólogo e investigador en los yacimientos de Atapuerca, Juan Luis Arsuaga; el presidente de HM Hospitales, Juan Abarca Cidón; el rector de la Universidad de Alcalá, José Vicente Saz Pérez; y la directora general de la Fundación General de la Universidad de Alcalá, Mª Teresa del Val Núñez.

   La cátedra tendrá dos objetivos: el primero consistirá en seguir investigando en Atapuerca, para conocer la relación existente entre audición y lenguaje y, así, descubrir el proceso evolutivo que modificó el oído humano, para adaptarlo al lenguaje oral; mientras que el segundo versará en la evolución de la anatomía y la fisiología del oído y sus aplicaciones en el campo de la clínica otorrinolaringológica, es decir, sobre los pacientes con sordera y otras patologías auditivas.

   "Trabajamos en fósiles de distintas épocas de la evolución humana para acotar el momento en que surgieron las capacidades auditivas en las que se basa el lenguaje humano. Además, también estudiamos la audición en las especies vivas de primates más emparentadas con las personas para entender el proceso evolutivo que dio lugar al lenguaje humano a partir de los sistemas de comunicación vocales de los primates", ha dicho el profesor titular de Antropología Física de la UAH y director de la cátedra, Ignacio Martínez.

CONECTAR LA EVOLUCIÓN DEL OÍDO CON LA DE LA MENTE

   En ese sentido, Arsuaga ha señalado que lo primero es recuperar fósiles que conserven las estructuras anatómicas óseas que permitan estudiar la fonación y la audición, asegurando que Atapuerca es un "caso único en esto". Además, ha destacado la necesidad de conectar la información de la evolución del oído con la de la mente, para entender cómo se originó el lenguaje humano, que es sonido con información y significado.

   "Esta es una contribución inédita al conocimiento de la evolución de la fisiología y de la fisiopatología del oído, y cualquier aportación en este campo puede contribuir al manejo de patologías auditivas como la sordera", ha añadido el subdirector de Evaluación y Fomento de la Investigación del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) y codirector de la cátedra, Cristobal Belda.

   Una de las peculiaridades de esta cátedra reside en la forma en la que van a reconstruir, a partir de los restos óseos de Atapuerca, las partes del oído interno y medio, para comprobar su anatomía y descubrir cómo su evolución propició el surgimiento del lenguaje y, al mismo tiempo, como puede ayudar a solucionar las patologías auditivas actuales, tengan un origen infeccioso o congénito.

   "La validación de la precisión de los métodos empleados, permitirá su aplicación a la práctica médica habitual, proporcionando al clínico nuevas herramientas de diagnóstico y planificación no disponibles en la actualidad. Por ejemplo, la elevada precisión de las técnicas de imagen empleadas podría permitir el desarrollo mediante impresión 3D de prótesis implantables personalizadas, más eficaces que las empleadas actualmente", ha apostillado el otorrino de HM Hospitales y codirector de la cátedra, Alfredo García.

   La aplicación de esta cátedra, más allá del campo clínico y pedagógico, está también en la socialización del conocimiento científico que se genere. Por ello, según ha informado Martínez, se van a desarrollar actividades tipo conferencias, talleres sobre evolución humana y visitas guiadas a los yacimientos de Atapuerca.

   "Esta cátedra puede servir como un referente en nuestro país de colaboración entre empresas privadas del sector de la sanidad y grupos de investigación en ciencia básica. Creo que puede ser un modelo de cómo generar sinergias para que el conocimiento que se produce en la universidad sea de utilidad en cuestiones aplicadas al servicio de la sociedad", ha zanjado el doctor Martínez.

Contador