Investigación del IDIVAL abre la puerta a búsqueda de dianas comunes en cáncer epidermoide

Profesionales del grupo de investigación 'Células madre, ciclo celular y cáncer'
GOBIERNO DE CANTABRIA
Publicado 29/10/2018 15:35:12CET

SANTANDER, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un trabajo de investigación del Instituto de Investigación Sanitaria Valdecilla (IDIVAL), dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria, ha descubierto un comportamiento común en células de la epidermis y los epitelios de la boca y la garganta, resultados que abren la puerta a la búsqueda de dianas comunes en el cáncer epidermoide.

Aunque este tipo de cáncer es propio de epitelios epidermoides de la piel, cabeza y cuello, esófago o útero, también es frecuente en otros tipos de tejidos como el pulmón (25%). Con frecuencia se trata de tumores agresivos, con mal tratamiento, y que están asociados al sol y a carcinógenos, principalmente al tabaco y al alcohol.

Estos resultados, que han sido publicados en la prestigiosa revista estadounidense 'Head and neck' y de los que ha informado el Gobierno de Cantabria en nota de prensa, se han obtenido mediante la investigación de células de biopsias producto de intervenciones quirúrgicas de piel, cavidad oral, amígdala, laringe, faringe y tráquea.

Según la doctoranda Natalia Sanz, miembro del grupo de investigación del IDIVAL 'Células madre, ciclo celular y cáncer' dirigido por el doctor Alberto Gandarillas, y primera autora del artículo, las células de todos los tejidos han respondido igual ante moléculas que causan daño genético en el ADN, incluido el dimetilbenzantraceno, un alquitrán producido por la combustión del tabaco.

"Todas ellas se convirtieron en escamas similares a la piel", ha explicado la doctoranda Sanz, que actualmente está realizando una estancia de dos meses en la Universidad de Michigan (EEUU).

Entre las propuestas que se desprenden de este estudio destaca que la ruptura de esta respuesta anti-tumoral podría estar en el origen del cáncer epidermoide, de su gran cantidad de mutaciones y de su habitual agresividad.

El doctor Gandarillas ha señalado que por este motivo la identificación de las moléculas que controlan esta respuesta podría proporcionar nuevas terapias, por ejemplo, en el campo de la inmunoterapia tumoral y la potenciación del sistema inmune para destruir células cancerosas.

Estudios recientes han mostrado que los tumores con mayor cantidad de mutaciones o alteraciones genéticas responden mejor a este tratamiento, lo que destaca la importancia del trabajo del grupo de investigación, ha concluido el doctor Gandarillas.

En el estudio, financiado con fondos del Instituto de Salud Carlos III y fondos europeos FEDER, también han participado los doctores Carmelo Morales, jefe de Servicio de Otorrinolaringología; María Fe García-Reija, jefa del Servicio de Cirugía Maxilofacial; y Juan Ramón Sanz, de Cirugía Plástica.

Contador