Una investigación identifica nuevas causas genéticas de la falta de sueño

Insomnio
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / FATCAMERA - Archivo
Publicado 05/04/2019 15:00:24CET

MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

Una colaboración internacional liderada por la Universidad de Exeter (Reino Unido) ha encontrado 47 vínculos entre el código genético y la calidad y cantidad del sueño. Sus hallazgos, publicados en la revista 'Nature Communications', incluyen diez nuevos vínculos genéticos con la duración del sueño y 26 con su calidad.

El estudio analizó los datos de 85.670 participantes de UK Biobank y 5.819 personas de otros tres estudios, que usaron acelerómetros, unos dispositivos de muñeca que registran los niveles de actividad de forma continua. Los llevaron continuamente durante siete días, dando datos más detallados sobre el sueño que los estudios anteriores, que han dependido de que las personas informen con precisión sobre sus propios hábitos de sueño.

Entre las regiones genómicas descubiertas se encuentra un gen llamado 'PDE11A'. El equipo de investigación descubrió que una variante poco común de este gen afecta no solo la duración del sueño, sino también a su calidad. El gen ha sido identificado previamente como un posible objetivo de medicamentos para el tratamiento de personas con trastornos neuropsiquiátricos asociados con la estabilidad del estado de ánimo y las conductas sociales.

El estudio también encontró que entre las personas con la misma circunferencia de la cadera, una circunferencia de la cintura más grande resultó en menos tiempo para dormir, aunque el efecto fue muy pequeño: alrededor de 4 segundos menos de sueño por cada 1 centímetro de aumento de la cintura en alguien con una circunferencia media de alrededor de 100 centímetros.

También han evidenciado que las regiones genéticas relacionadas con la calidad del sueño también están relacionadas con la producción de serotonina, un neurotransmisor asociado con sentimientos de felicidad y bienestar. Se sabe que la serotonina desempeña un papel clave en los ciclos del sueño.