La intervención escolar reduce los índices de sobrepeso en los niños

Escuela, niño
PIXABAY
Actualizado 21/12/2016 13:45:56 CET

   MADRID, 30 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La intervención escolar en niños cuyo aumento de peso es poco saludable cuesta 20 centavos de dólar (17 céntimos de euro) por persona, según un estudio del Instituto de Cardiología de Rio Grande do Sul en Porto Alegre (Brasil). Por tanto, "es necesario desarrollar métodos de bajo coste para evitar que las personas comiencen a tener sobrepeso, algo que empieza desde la infancia", ha señalado la autora del estudio y especialista en nutrición, Daniela Schneid Schuh.

   'Escuela saludable, escuela feliz' ha sido el nombre del estudio que ha probado la eficacia de intervenir en la escuela para evitar la obesidad infantil. "El ensayo se ha realizado en la ciudad de Feliz (Brasil) porque cuenta con uno de los más altos índices de desarrollo humano del país y la obesidad, el sedentarismo, la hipertensión y otras enfermedades se ven agravadas por la urbanización y los cambios de hábitos", ha declarado la autora.

   MÉTODO DE INVESTIGACIÓN

   El equipo de investigadores seleccionó a cuatro escuelas públicas de la ciudad de Feliz para analizar el comportamiento de estudiantes con edades comprendidas entre los cinco y los 16 años. Las escuelas se dividieron en dos grupos al azar: un grupo de intervención que se centró en los cambios del estilo de vida en la escuela y en el hogar; y un grupo de control que sólo recibió las recomendaciones habituales del programa escolar.

   Respecto al grupo de intervención, realizaron actividades mensuales como seminarios y talleres acerca de las actividades físicas, comportamientos alimentarios saludables y el famoso 'bullying'. Este último tema se incluyó después de hablar con los niños, pues informaron de una insatisfacción con la imagen corporal y comentaron el acoso sufrido por sus compañeros al estar obesos.

   Posteriormente, se propusieron actividades que requerían interacción familiar y compromiso para lograr los objetivos. Además, las escuelas promovieron una alimentación saludable mediante la colocación de carteles y la venta de alimentos nutritivos.

   RESULTADOS: DETENCIÓN DEL AUMENTO DE PESO

   Tras el estudio, no hubo diferencias en el peso en los grupos de intervención. Sin embargo, los niños del grupo de control mostraron un aumento significativo del índice de masa corporal (IMC) después de los nueve meses de seguimiento.

   "El coste de implementación de la intervención fue muy bajo, menos de 20 centavos (17 céntimos de euro) por estudiante. Este dato indica que podría ser reproducido en otros entornos escolares de bajos recursos", ha reivindicado la doctora Schneid Schuh.

   "Esta intervención en el entorno escolar fue capaz de detener un aumento del IMC por lo que se trata de un descubrimiento alentador ya que la obesidad está aumentando en Brasil, en general, y en Feliz en particular. Lo más importante es ser capaz de aumentar la actividad física y el consumo de fruta en la infancia porque es crucial para construir una vida sana y feliz", ha concluido.