Actualizado 21/02/2011 18:30 CET

Los internistas apuestan por unidades de referencia en enfermedades autoinmunes sistémicas

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los internistas apuestan por la creación de unidades de referencia en enfermedades autoinmunes sistémicas (EAS), así como la puesta en marcha de áreas de capacitación para acreditar el liderazgo y la posesión de una competencia alcanzada por muchos internistas de todo el país.

"Los nuevos conocimientos clínicos y terapéuticos en enfermedades autoinmunes sistémicas (EAS) nos han enseñado que tenemos que cambiar las estrategias de tratamiento y de valoración del paciente con el fin último de realizar una valoración integral de la persona que padece alguna enfermedad de este tipo", ha subrayado el nuevo coordinador del Grupo de Trabajo en Enfermedades Autoinmunes Sistémicas (GEAS) de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), Manuel Ramos-Casals.

Ramos-Casals acaba de asumir la coordinación de este Grupo, que tras cinco años intensos se ha convertido en el grupo científico de mayor prestigio e influencia nacional en EAS, y en el que actualmente están trabajando más de 300 internistas distribuidos en más de 100 hospitales.

Las EAS afectan con frecuencia a personas jóvenes, en pleno desarrollo personal y profesional, y si no son diagnosticadas y tratadas por médicos formados específicamente y con una amplia experiencia clínica, se producen retrasos en su diagnóstico y, por tanto, en la instauración del tratamiento más adecuado.

Pueden ocasionar daño a diferentes órganos como el cerebro, los riñones, los pulmones, el corazón o la vista, y pueden conllevar situaciones clínicas graves con una alta mortalidad; unas situaciones complejas cuyo manejo exige profundos conocimientos de Medicina Interna.

En este sentido, los expertos señalan que esta especialidad es "clave y fundamental" en el manejo y control de los pacientes con EAS, porque se caracteriza, precisamente, por la visión integral del paciente como persona, más allá de una enfermedad o de un órgano afectado.

Para mejorar la atención de estos pacientes los internistas consideran necesario que el "máximo" número de centros hospitalarios dispongan de internistas especialmente dedicados y formados en el manejo de las EAS, identificados como unidades de referencia que permitan asegurar que todo paciente afectado por una de estas enfermedades pueda tener una atención especializada esté donde esté.

PIDEN QUE EL MÉDICO DE PRIMARIA NO SEA "DERIVADOR"

Asimismo, apuestan porque el médico de Atención Primaria, primer nivel al que acude el paciente y que juega un papel primordial en identificar precozmente las enfermedades, no sean simples "derivadores", sino integrantes activos del equipo multidisciplinar responsable de la atención médica de este paciente.

Del mismo modo, subrayan la necesidad de potenciar la interacción con las asociaciones de pacientes y ayudar y contribuir conjuntamente al conocimiento y difusión de estas enfermedades.

"Es necesario reducir el tiempo que suele pasar desde que se conoce un avance, o un resultado, hasta que se aplica finalmente en las consultas, que es donde se beneficia realmente el paciente con EAS", apunta Ramos-Casals.